Foto: Archivo

Cine

Un batallón llamado festival


El FICG celebra sus 25 años con una avalancha de cortos, documentales y películas de toda Iberoamérica. Destaca la participación de Francia como país invitado. Este año la presencia tapatía es abrumadora
Por Lorena Ortiz
8 Marzo 2010
Hace 25 años, en la primera edición de la Muestra de Cine Mexicano, el realizador Guillermo del Toro presentó su cortometraje Doña Lupe (1985). “Ese muchacho gordito es de aquí. Estudió en el Ciencias (Instituto de Ciencias)”, decían los más enterados. Años después el mismo Guillermo presentaba La invención de Cronos (1992). Era quizás el único tapatío que figuraba como director en la muestra. Hoy el panorama es distinto y son cada vez más los nativos de Guadalajara los que se suman a esta lista. Se pueden identificar desde directores, guionistas, animadores, editores, productores, actores, críticos, jueces, diseñadores y organizadores, entre muchos otros participantes. Nosotros también Este año la presencia tapatía comienza desde la misma imagen publicitaria del Festival Internacional de Cine Mexicano en Guadalajara (FICG25). Desde hace algunos días en varios puntos de la ciudad se pueden apreciar espectaculares y bardas pintadas con la campaña titulada “Nosotros también vamos…”, en la que aparecen caricaturizados personajes como Pedro Armendáriz, Tongolele, Guillermo del Toro, Antonio Banderas, Diego Luna y Gael García, entre otros. La campaña estuvo a cargo del realizador Juan José Medina, director de Jaulas y ganador del Mayahuel al mejor corto de animación en el pasado FICG24. “Se hicieron dos spots para televisión comercial y cultural, de 20 y 30 segundos, respectivamente y un cineminuto, que es una versión extendida de los spots, la cual se estará proyectando antes de cada película”, explicó Juan José. Desde hace dos años el Festival propuso que el ganador del mejor corto animado, fuera invitado a participar con un cineminuto publicitario para el siguiente año. El cineminuto de Juan José gustó tanto, que el Festival sugirió que de éste se desprendieran espectaculares, mantas, publicidad impresa para los periódicos, calcomanías, etcétera. Dos largos Este año Guadalajara compite con dos documentales y tres cortometrajes de ficción. El documental Make up, dirigido por Pavel Cortés Almanzar, ya está causando expectativa entre el público tapatío desde ahora, pues cuenta la vida de varios travestis de la conocida discoteca gay “Mónicas”. La película narra la vida de Ricardo, Chely, Henry, Michelle y Jackie, desde que anochece hasta que amanece. Muestra su transformación: dejan de ser hombres para convertirse en las estrellas del show. Aunque no se sabe si esta película será la favorita del público, si puede predecirse que será una de las más vistas. El segundo documental, Voces del subterráneo, muestra los sucesos ocurridos en Coahuila en 2006, cuando explotó la mina de carbón Pasta de Conchos, dejando a más de 60 mineros atrapados. La película fue dirigida por varios realizadores comandados por el maestro Boris Goldenblank, director del Departamento de Imagen y Sonido, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño, bajo la producción de la también realizadora Kenya Márquez. Tres cortos Die doplette flamme (La llama doble), es uno de los cortometrajes en competencia, dirigido por Raúl Ramón Ramírez, egresado de la licenciatura de ciencias de la comunicación, del ITESO y presidente fundador de la Academia Jalisciense de Cinematografía. La historia está ambientada en 1945, en los últimos meses de la II Guerra Mundial. Narra el encuentro de un joven desertor del ejército nazi y un actor polaco que intenta cruzar la frontera con Checoslovaquia y evitar ser deportado a Alemania. Por cuestiones de presupuesto, el cortometraje fue filmado en localidades cerca de Bariloche, Argentina (en la Patagonia) y no en Alemania, como el director hubiera querido. Otra de las razones de filmar en Argentina fue que cuando se llevó a cabo, las condiciones climáticas en Alemania no eran las adecuadas (ya no había nieve), mientras que en Bariloche era invierno. El primogénito, dirigido por Stefano Riccardi, es la historia de una mujer acusada de matar a su hijo. El corto transcurre frente a las cámaras de un programa de televisión, en una especie de reality show. El tercer corto es Antenas de conejo, de Paul Gómez López. Se trata de una historia animada, protagonizada por un viejo televisor de bulbos, en su lucha por ser remplazado por un nuevo televisor. Antenas de conejo está compitiendo por el título de mejor corto de animación mexicano, premio instituido apenas este año, en homenaje al director de animación tapatío Rigoberto Mora, quien falleció el año pasado. El premio cuenta con un apoyo económico de 10 mil dólares americanos en efectivo, otorgado en colaboración con Guillermo del Toro. Industria y batallones Además de estos trabajos, hay varios proyectos dentro del festival ejecutados por tapatíos. Por ejemplo, cinco de los proyectos elegidos en el Encuentro Iberoamericano de Coproducción Cinematográfica, son de Guadalajara: La casa de las sombras, dirigido por Carlos Aguilar; La delgada línea amarilla, de Celso García; Poncho Balón, de René Castillo; Sin crímenes, de Bruno Madariaga e Iris, de Andrés Villa. La participación tapatía se hará presente en el Talent Campus, con 11 estudiantes de Guadalajara, quienes podrán estar en contacto con directores y guionistas de talla internacional. Mientras que en DocuLab, el espacio dedicado al género del documental, participarán tres estudiantes de esta ciudad. Dentro del marco del festival se dará a conocer Batallón 52, el estudio de animación más grande de América Latina instituido en esta ciudad. El primer proyecto de este estudio consiste en 52 cortos animados acerca de la Independencia y la Revolución. Los cortometrajes fueron dirigidos por animadores de esta ciudad, como: René Castillo, Rita Basulto, Carla Castañeda, Luis Téllez y el ausente Rigo Mora. Los trabajos serán presentados durante 2010, como parte de las actividades del Bicentenario. Es larga la lista de espacios en donde estarán participando los tapatíos, desde la industria y el mercado, como jurados del premio Mezcal, hasta los conciertos con bandas de esta ciudad programados durante el festival. Sin embargo, el lugar donde se espera mayor presencia, es en las mismas salas de cine. ¡Que la gente acuda al festival, que vea las películas y que disfrute de la fiesta del cine! Gala de Galias Verónica de Santos La cuna del cine viene a mecer el cuarto de siglo del FICG: Francia es el invitado de honor de este año, por lo que habrá múltiples actividades relacionadas con el país de los hermanos Lumií¨re, el mago Melií¨s y los chicos de la Nouvelle Vague. ¡Voilí  le cinéma! Nueve largometrajes de ficción son el plato fuerte del menú francés en el FICG25: Un prophí¨te, de Jacques Audiard, inaugura este viernes 12 de marzo el festival con una gala en el Auditorio Telmex; Micmacs í  tire-larigot ya causa expectación entre los amantes de Amélie y Jean Pierre-Jeunet, Bellamy, entre los de Cluade Chabrol y Gérard Dépardieu, y La danse: le ballet de l’opéra de Paris, entre los de la danza clásica, por mencionar algunos títulos. A excepción de Les vacances de monsieur Hulot (1953), de Jacques Tati, todas las películas de esta sección del programa se produjeron el año pasado, por lo que será un auténtico panorama de la actualidad del cine galo, a diferencia de la falsa promesa del Tour de Cine Francés, cuya selección de este año, por ejemplo, se constituyó mayormente de filmes de 2008 e incluso alguno de 2007. Pequeñas animaciones Tiziana Loschi es la directora del Festival Internacional de Películas Animadas de Annecy, al sur de Francia, al borde un lago y en la frontera con Italia y Suiza. Ella viene con dos programas de cortometrajes animados, que se desprenden de la selección del festival que representa y que a su vez es un invitado más del FICG. Cada programa es un variado repertorio de técnicas y temas, dirigidos a públicos diferentes: clasificación A (todo público) por un lado, y clasificación B (jóvenes y adultos) por el otro. El primero consta de 69 minutos y 13 cortometrajes, como L’harmonie cosmique, La queque de la souris, La belle au bois d’or, y Les oiseaux blancs, les oiseaux noirs. El segundo dura 77 minutos repartidos entre 12 obras, entre las que destacan Migration assistée, Signes de vie, Le papillon, í€ l’époque. Además, el animador francés Albert Pereira-Lazaro colaborará con el proyecto mexicano Batallón 52, en un taller para animadores jaliscienses. El largometraje Lascars, de Pereira-Lazaro y Emmanuel Klotz, será proyectado como parte de Voilí  le cinéma!, y constituye el mejor botón de prueba para inspirar a sus estudiantes. Mayahuel de plata Agní¨s Varda (foto) recibirá el homenaje internacional de este año. Aunque nació en Bélgica, es una precursora importante y miembro activo de la revolucionaria Nouvelle Vague francesa. Ha vivido en París parte de su vida, y en general se le reconoce como directora, productora y guionista, si bien ha explorado prácticamente todos lo roles del quehacer fílmico: también ha sido editora, fotógrafa, compositora e incluso actriz. Fuera de los límites del celuloide, Agní¨s Varda también se ha desarrollado con éxito en el campo de la fotografía (su primer arte) y recientemente en el de video-instalación. Su particular estilo realista, simbólico y de fuerte carga social permea todas sus obras, sin importar el soporte. De las 46 obras que cuenta en su repertorio, el FICG ha elegido cinco para honrarla en las pantallas tapatías: Cleo de 5 í  7 (1962), L’une chante l’autre pas (1977), Sans toit ni loi (1985), Les glaneurs et la glaneuse (2002) y Les plages d’Agní¨s (2008), ganadora del Oso de Oro de la Berlinale.


Nota publicada en la edición 606


Otros temas de interés

4 / Marzo / 2019

11 / Febrero / 2019

4 / Febrero / 2019

28 / Enero / 2019

21 / Enero / 2019

10 / Diciembre / 2018

12 / Noviembre / 2018