Foto: Gustavo Alfonzo

Deportes

Andrey Haro


Un sueño hecho realidad

Por Laura Sepúlveda Velázquez
7 Octubre 2019

En su niñez, Andrey Haro Benavidez soñaba con ser policía. Practicó el basquetbol como hobbie y un buen día, después de ser parte de la selección universitaria, se puso la meta de llegar al basquetbol profesional.

Las oportunidades, al igual que los obstáculos, se fueron presentado y, a pesar de los momentos difíciles que lo llevaron a pensar en el retiro, decidió seguir luchando por sus sueños.

Hoy el egresado de la licenciatura en Salud Pública del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), forma parte del equipo Astros de Jalisco, de la Liga Nacional de Basquetbol Profesional, hecho que lo llena de orgullo por poder jugar en su casa, ante sus amigos y familia, que han sido pilares fundamentales a lo largo de su trayectoria.

Después de haber militado en diferentes equipos, como Soles de Mexicali, Halcones de Obregón, Huracanes de Tampico y Culiacán, la meta es clara: obtener el campeonato y en un futuro poder jugar en el extranjero.

¿Cómo iniciaste en el basquetbol?
Empecé a practicarlo en la primaria y secundaria, mi mamá me inscribió a una escuela de iniciación deportiva y ahí fue donde me enseñaron todo. Empecé a jugar como hobbie, entré a la universidad y después de un semestre surge una invitación para formar parte de la selección. Empecé a trabajar, era un poco llenito y empecé a dedicarle más tiempo al basquetbol sin descuidar la escuela, me metí al gimnasio y después de ver un juego de Osos de Jalisco, decidí que yo quería ser profesional y que tenía las cualidades.

¿Cómo llegas al profesionalismo?
Ser parte de las selección universitaria me ayudó a que se me abrieran las puertas en el ámbito deportivo. Formé parte del preselectivo para representar a México en el mundial universitario en China y dos días antes de viajar me lesioné y pensé en retírame. Regresé a los entrenamientos y un año después recibo la oportunidad por parte de los Soles de Mexicali, con quien fui a jugar a China en un torneo, regresé de la competencia y me ofrecieron un contrato. Posteriormente jugué con Halcones de Obregón, con quienes obtuve un campeonato y un subcampeonato y jugué en Culiacán y Tampico.

¿Cómo se da la oportunidad con Astros de Jalisco?
Cuando supe del proyecto pensé en que quería jugar aquí, yo ya estaba por firmar con otro equipo, pero me llamaron para entrenar a prueba, estuve 15 días, me quedé y pensé que al fin jugaría en mi ciudad. Estaba muy emocionado, sales al estadio y ves a tus amigos, profesores, la familia, mis papás nunca me habían ido a ver, no hay como salir de la cancha y ver a tu familia, es un sueño hecho realidad. Es un club serio que te hace dar lo mejor de ti.

¿Qué ha sido lo más difícil de la carrera profesional?

La parte más difícil ha sido cuando he tenido que separarme de mi familia, me costaba trabajo porque estaba acostumbrado a la convivencia, fue difícil dejar la ciudad y acostumbrarme a vivir solo. Aunque siempre he estado agradecido con el recibimiento en las otras ciudades.

¿Cuál ha sido la clave?
Las ganas de hacer las cosas y el apoyo de la gente, de mi esposa Alejandra, de mis padres, de mis hermanas y abuelos, y toda la gente que esta atrás de mí ha sido una pieza fundamental, si ven que te quieres caer están impulsándote y respaldándote.

¿Cuáles son tus sueños?
Uno de mis sueños ya lo cumplí, que era jugar de profesional, ahora tengo la espina de ir a jugar a otro país, es otro objetivo que ojalá se pueda realizar.

¿Qué te ha dejado el basquetbol?
La madurez, el convivir con jugadores más grandes, de otro tipo de cultura, te hace que seas más maduro. Ser sencillo, ser responsable, es una de las principales cosas que me ha dejado el deporte, ser mejor persona, por ser figura pública tienes que cuidar ese aspecto.

¿Cuál es la meta con Astros de Jalisco?
Llegar la campeonato, estamos trabajando muy fuerte, tenemos un buen equipo, somos una familia, te ayudan mucho. Vamos a estar en las finales y peleando por estar dentro de los playoffs; y qué mejor que darle el campeonato a mi ciudad, pero vamos paso a paso.



Nota publicada en la edición 1032


Otros temas de interés