Foto:

Salud

Investigarán variantes genéticas en México


Por Martha Eva Loera
6 Mayo 2019

El 47 por ciento de los empleos podrían desaparecer en 20 años para ser reemplazados por la automatización y la utilización de robots; y esta tendencia podría alcanzar las áreas de genética y genómica en tareas técnicas y rutinarias; de ahí la importancia de la renovación e innovación de los profesionales y quienes están en formación, afirmó la Coordinadora del Nodo Mexicano del Varioma Humano, Luz Berenice López Hernández.

La especialista participó en la charla “¿Qué es el nodo mexicano del varioma humano?”, en el auditorio del Instituto Transdisciplinar de Investigación y Servicios (ITRANS), de la Universidad de Guadalajara, organizadora del Primer Foro del Nodo Mexicano del Varioma Humano: “Compartir información para reducir enfermedades genéticas”.

López Hernández resaltó la importancia de formar, a nivel local, a bioinformáticos (profesionales que aplican la informática en la recopilación, análisis y manipulación de datos biológicos o médicos, tales como macromoléculas, por ejemplo DNA o proteína); además de desarrollar una medicina genómica propia y hacer los análisis que requieren empresas enfocadas en el área aquí, y no en el extranjero, como suele hacerse.

Subrayó que el hecho de que los análisis no se realicen en el país constituye una fuga de recursos económicos y humanos, ya que muchos profesionales que no encuentran un lugar para desarrollarse, se van al extranjero.

Dio a conocer que un nodo es un repositorio de información, que se compone de un conjunto de base de datos de genes. Es un repositorio electrónico que sirve para resguardar y facilitar la interpretación de las variables genéticas. Cada país puede tener uno, y esto implica un comité científico y académico, y reglas de operación.

El director del ITRANS, Evguenii Kourmychev, quien inauguró este foro, dijo que se trata de una reunión de expertos que propone el ingreso de miembros al Nodo Mexicano del Varioma Humano, con el fin de  mejorar la interpretación y disponibilidad de las variantes genéticas en México.

El nodo mexicano se sumará al esfuezo del Proyecto del Varioma Humano (HVP, por sus siglas en inglés), una organización internacional, no gubernamental, que tiene como uno de sus propósitos reducir las enfermedades genéticas y compartir gratuitamente el conocimiento derivado del estudio de las variantes en el genoma humano.

La investigadora del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), doctora Yemina Maribel Valle Delgadillo, dentro del Foro Educación en Genética Humana y Áreas Afines, explicó que el doctorado en Genética Humana que se imparte en el plantel, es reconocido por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en su Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

Uno de los objetivos es formar profesionales de alto nivel en el área biomédica, que sean capaces de generar conocimientos de competencia internacional de acuerdo con las demandas de los sectores de salud público y privado; además de que puedan conducir grupos de investigación de manera independiente.



Nota publicada en la edición 1012


Otros temas de interés