Foto: Elizabeth Morales

Universidad

Fitzgerald Smoot habló sobre ondas gravitacionales


El científico estadounidense brindó la conferencia “Hay vida después del Nobel” en el CUCEI

Por Eduardo Carrillo
3 Diciembre 2018

El Premio Nobel en Física de 2006, George Fitzgerald Smoot III (20 de febrero de 1945), estuvo por primera vez en la Universidad de Guadalajara (UdeG) —en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEl)—, para compartir con 80 académicos y estudiantes del plantel sus conocimientos sobre el universo y su origen.

El pasado martes 27 de noviembre, el científico impartió, en el marco de Ecos FIL, su conferencia “Hay vida después del Nobel”.

Una parte de los asistentes, de la licenciatura y posgrado en Física, obtuvieron su ingreso a partir de la realización de videos sobre la obra del científico.

El físico y astrónomo estadounidense sometió a votación otros temas que tenía preparados para exponer. La terna de propuestas incluyó: educación, ondas gravitacionales y libros. Por mayoría casi absoluta se eligió el segundo, y durante una charla, que se prolongó por una hora, el científico habló sobre las ondas gravitacionales y los aportes de diversos científicos en esa materia.

Posteriormente, les respondió a los jóvenes preguntas relacionadas con la cosmología, la física y el origen del universo.

Smoot recordó que el científico Albert Einstein planteaba que las ondas gravitacionales no existían, pero rectificó tras algunos años.

El académico del CUCEI, Durruty Jesús de Alba Martínez, explicó que en los trabajos de Einsten se postuló que podían existir las ondas gravitacionales.

“El problema se convirtió en tecnológico porque tuvieron que pasar prácticamente más de 100 años para que se pudieran detectar”, añadió De Alba Martínez.

También fueron presentados videos elaborados por el CUCEI con una semblanza del premio Nobel.

George Smoot es doctor en Física por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y profesor de Física en la Universidad de Berkeley, en California. Fue galardonado, junto con John C. Mather, con el Premio Nobel de Física en 2006 por sus contribuciones en el estudio de la radiación de fondo con el satélite artifical COBE.

Si bien es cierto que la radiación cósmica de fondo fue corroborada observacionalmente por Arno Penzias y Robert Wilson, el trabajo del doctor Smoot tiene que ver con la ubicación de las pequeñas variaciones en la radiación que podrían explicar las estructuras que vemos en la actualidad en el universo, comentó De Alba Martínez.

Esta no es la primera vez que un Premio Nobel de Física visita a esta Casa de Estudio. En 2005, Anthony J. Leggett acudió a la UdeG para conmemorar el Año Internacional de la Física y los 25 de la licenciatura en esta disciplina.



Nota publicada en la edición 996