Foto: Abraham Aréchiga

Universidad

Ineficaces las políticas de prevención del delito


Realizaron panel sobre criminalidad y propuestas para su prevención integral, en el marco del Día Nacional del Psicólogo

Por Laura Sepúlveda Velázquez
11 Junio 2018

El trabajo realizado por las autoridades federales, estatales y municipales para prevenir y enfrentar la conducta delictiva, así como para rehabilitar a las personas que han cometido actos delictivos, ha sido ineficiente, producto de la falta de comprensión sobre la misma conducta delictiva, entre otros factores.

Esto lo expresó José de Jesús Gutiérrez Rodríguez, investigador del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la Universidad de Guadalajara (UdeG), al participar en el panel “La criminalidad: una realidad dolorosa para las y los mexicanos. Propuestas para su prevención integral”, celebrado en el Paraninfo Enrique Díaz de León, como parte de las actividades del Día Nacional del Psicólogo, celebrado el pasado 20 de mayo.

“Los programas y acciones para prevenir y enfrentar el delito deben de ser multidisciplinarios, interinstitucionales, intersectoriales, con metas y objetivos a corto, mediano y largo plazos, basados en hallazgos científicos y avances tecnológicos”, dijo.

Apuntó que en México, en los últimos 11 años con cuatro meses se han registrado 207 mil 442 casos de homicidio, de los cuales 104 mil 583 corresponden a la actual administración; en marzo de este año se cometieron 2 mil 346 asesinatos, lo que lo ubicó como el mes con mayor número de homicidios en el país en los últimos 20 años.  

“Entre 2006 y 2017, 329 mil 917 personas han tenido que abandonar sus hogares debido a la violencia de grupos del narcotráfico. A pesar de que los delitos se viven cotidianamente y que es el problema más reportado por los ciudadanos, el gobierno federal en 2016, mediante el Programa Nacional de Prevención del Delito y diversas acciones de otras secretarías, asignó 148 mil 102 millones de pesos, pero para 2018 fueron destinados cero pesos”, detalló Gutiérrez Rodríguez.

Expresó que la prevención del delito es responsabilidad de los tres ámbitos de gobierno, y considerando que se ha incrementado, se puede concluir que esta responsabilidad que también comparten los poderes Legislativo y Judicial ha sido ineficiente e intrascendente.

“Las políticas públicas, los programas y acciones gubernamentales para prevenir el delito deben estar construidas, supervisadas y evaluadas por equipos integrados por las autoridades federales, estatales y municipales, así como por legisladores, miembros del Poder Judicial, académicos y representantes de organismos ciudadanos”, subrayó.

El presidente del Colegio Estatal de Psicólogos de Querétaro, Juan Carlos García Ramos, dijo que la criminalidad es problema estructural que llegó para quedarse en nuestro país y en el mundo, y será difícil erradicarlo.

“La violencia genera violencia y altera nuestra personalidad y estado emocional. La intención y participación de los profesionales y de la población ayudará a disminuir los efectos en la salud mental de los ciudadanos, que es tarea de los psicólogos”, abundó.



Nota publicada en la edición 973