Foto: David Valdovinos

Universidad

UdeG firma convenio con Fundación Azteca


La Universidad entregó fondos recabados en la campaña “Dona un día de salario”, que serán destinados a la construcción de viviendas en localidad de Oaxaca, afectada por los sismos de septiembre de 2017

Por Iván Serrano Jáuregui
11 Junio 2018

Para que el dinero recaudado por la Universidad de Guadalajara (UdeG) sea entregado a los damnificados de los sismos ocurridos en septiembre pasado y con éste sean construidas casas, la semana pasada fue firmado un convenio de colaboración con Fundación Azteca.

Tras el siniestro del año pasado, que dejó serias afectaciones en estados del centro y sur del país, esta Casa de Estudio emprendió el Plan UdeG Emergencia Nacional, mediante el cual ayudó humanitariamente para salvaguardar a las comunidades más necesitadas.

Este plan incluyó la campaña “Dona un día de salario”, con la que trabajadores de esta institución destinaron una jornada de su sueldo para apoyar a quienes resultaron afectados tras los terremotos.

Los 11 mil 987 donativos recibidos sumaron cuatro millones 455 mil pesos. Dicha cantidad será entregada a Fundación Azteca, para que sea este organismo el encargado de hacerla llegar a damnificados de la localidad de San Dionisio del Mar, en Oaxaca.

“Es significativo este acuerdo, porque concretamos un proyecto de ayuda a los damnificados. En esta ocasión, estos recursos serán destinados a la autoconstrucción de 27 viviendas en San Dionisio del Mar, donde la población es mayoritariamente indígena y se encuentra en el Istmo de Tehuantepec. El dinero vino de aportaciones voluntarias: 60 por ciento de los trabajadores estuvieron en condiciones de donar vía nómina parte de su salario”, dijo el Rector General de la UdeG, Miguel Ángel Navarro Navarro.

Recordó que el apoyo de la Universidad también involucró la recolección de víveres, el envío de brigadas médicas y la donación por parte de la comunidad universitaria de 942 unidades de sangre.

“Es importante, y lo hemos repetido siempre: que todos los universitarios practiquemos y hagamos visibles los valores que enarbolamos en el discurso: el respeto, la empatía y el compromiso social. Deseamos que los pobladores de San Dionisio del Mar tengan un granito de arena, en sus esfuerzos de recuperación, por parte de la Universidad. Si esas viviendas se convierten en un espacio digno para vivir, nosotros nos sentiremos profundamente satisfechos”.

La Vicerrectora Ejecutiva, Carmen Enedina Rodríguez Armenta, expresó que la institución buscó apoyar y unir a los jaliscienses por medio del Plan UdeG Emergencia Nacional, con el que no sólo se trataba de recolectar víveres, sino que se debía apoyar también económicamente.

“Además de 352 toneladas de víveres y 700 casas de campaña donadas, se creó el programa ‘Dona un día de salario’ para incentivar la conciencia social en el personal administrativo y académico de la UdeG. Mediante las oficinas de Recursos Humanos se invitó a donar vía nómina.

“Tras una serie de reconocimientos de corporativos, fue Fundación Azteca la que tenía la solidez y el respaldo. Tras un análisis riguroso determinamos que es una organización confiable para repartir los recursos recabados del programa ‘Dona un día de salario’”, indicó Rodríguez Armenta el pasado miércoles en la sala José Guadalupe Zuno, del edificio de Rectoría General.

Quienes firmaron este acuerdo fueron el Rector General, la Vicerrectora Ejecutiva, el Secretario General de la UdeG, José Alfredo Peña Ramos, y por parte de Fundación Azteca, el Director de Administración y Finanzas, José Ricardo Cerrillo Reyna y el Presidente Ejecutivo, Esteban Moctezuma Barragán.

“Para nosotros es significativo que hayan seleccionado a Fundación Azteca para hacer este trabajo. Están depositando en nosotros la esperanza y compromiso de casi 12 mil personas para llevar el apoyo a quien más lo necesita”, destacó Moctezuma Barragán.

Explicó que el dinero será destinado a la autoconstrucción de vivienda asistida, lo que quiere decir que los integrantes de las familias son quienes hacen los tabiques y los cargan, bajo la supervisión de un ingeniero que guía la construcción. Recalcó que una vez terminada la vivienda y que la familia la habite, aumenta su querencia por el lugar, pues fueron ellos quienes la construyeron.

Será en octubre o noviembre de este año cuando las 27 fincas quedarán concluidas en la localidad de Oaxaca.



Nota publicada en la edición 973