Foto: Mariana Hernández León

Universidad

Gobiernos populistas cambian la constitución porque necesitan ampararse


Andrew Arato, profesor de la New School For Social Research, de Nueva York, impartió una conferencia magistral en el Paraninfo de la UdeG

Por Martha Eva Loera
12 Marzo 2018

Los gobiernos populistas hacen cambios radicales a la Constitución, puesto que si no se amparan su ejercicio de poder sería fugaz. Por lo tanto, la Constitución debilita el populismo, afirmó Andrew Arato, profesor de la New School For Social Research, de Nueva York, Estados Unidos, quien impartió la conferencia magistral “Democracia, populismo y constitucionalismo”, en el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Invitado por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), el también profesor honorario y Bram fischer visiting scholar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Witwatersrand, de Johannesburgo, Sudáfrica, añadió que el populismo, en el poder, se enfrenta a una de las paradojas más inverosímiles de la política: ejercer poder sin parecer que lo hace.

Destacó que se pueden distinguir dos clases de populismo: el de izquierda, que ve a la élite como el enemigo y que es una versión del nacionalismo; y el de derecha, donde la élite que se representa es considerada como la verdadera. Es decir, ven a las otras que no convergen con sus intereses o ideología como sus enemigas, aunque muchas de éstas representen a la sociedad, explicó Arato.

“El populismo puede ser una forma de gobierno; puede ser un régimen. La delgada línea que existe entre el populismo y el autoritarismo en ocasiones se ve representada como un subfascismo. Existen teóricos que afirman que el populismo es lo que sucede cuando el movimiento fascista no puede ser”, subrayó.

Agregó que el populismo representa la soberanía popular, que es tan grande que no puede ser unificada.

El rector del CUCSH, Héctor Raúl Solís Gadea, planteó la posibilidad de que en México llegue al poder un presidente que tendría postura populista y se cuestionó si “pondría en entredicho las características del sistema político y de algunas instituciones democráticas que tenemos en el país”.

La investigación académica del profesor Arato es ampliamente reconocida, y se han organizado conferencias y sesiones en torno a su trabajo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Glasgow, Escocia, y en la Universidad de Koc, en Estambul, Turquía; así como en la Facultad de Derecho de la citada Universidad de Witwatersrand.



Nota publicada en la edición 962


Otros temas de interés