Foto:

Biblioteca

La Iberoamericana reabre sus puertas


Por La gaceta
12 Febrero 2018

La Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz de la Universidad de Guadalajara reanudó sus actividades y servicio al público la semana pasada, luego del robo e incendio ocurridos el 29 de diciembre, informó Sergio López Ruelas, Coordinador de Bibliotecas de esta Casa de Estudio.

Explicó que por el momento están habilitadas sólo algunas actividades como la consulta y el préstamo interno de libros. El acceso a las bases de datos y el préstamo externo se irán reestableciendo “de manera gradual en cuanto estén las condiciones de los equipos que fueron dañados por el incendio”, y cuando se tenga acceso a internet, dijo.

Todas las salas de la biblioteca se limpiaron a profundidad, además de que se realizó la reparación de todo el sistema eléctrico, con la finalidad de que las instalaciones estuvieran en las mejores condiciones para recibir de manera habitual al público.

Por ahora los usuarios pueden acceder a los espacios de la nave central de la biblioteca en el horario normal de lunes a viernes, y en breve será abierta también el área infantil.

López Ruelas afirmó que la empresa que realizaba los trabajos de mantenimiento cuando ocurrió el robo y posterior incendio se hará cargo de reponer los equipos y mobiliario que resultaron dañados.

Carmen Enedina Rodríguez Armenta, titular de la Coordinación General Administrativa de la Universidad de Guadalajara, dijo que en marzo darán inicio los trabajos de preservación de los murales de la biblioteca por parte del personal del Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Rodríguez Armenta aclaró que dichos trabajos estaban programados con el INBA desde 2017, antes del robo e incendio, aunque se pondrá especial atención al conjunto de murales ubicado en el salón denominado “Olimpo house”, en el que se encontró “una delgada película de hollín generada por la combustión de diferentes materiales” durante el incendio, según el peritaje de la dependencia federal realizado el 5 de enero.

De acuerdo con el dictamen del INBA, el acervo mural “se presenta en condición estable de conservación” y la acumulación de hollín se acentuó principalmente en el mural inconcluso, ubicado en la escalera de acceso al “Olimpo house”.

En el caso de la obra ubicada en la nave central —de la autoría de Amado de la Cueva, con la ayuda de David Alfaro Siqueiros— no registraba “incremento de daños” producto de pequeñas fisuras en el techo provocadas por el sismo de mayo de 2016, las que ya habían sido dictaminadas en una visita anterior, realizada el 7 de septiembre de 2017, la cual dio origen a la propuesta de realizar labores de intervención y conservación que comenzarán en marzo, precisó Rodríguez Armenta.



Nota publicada en la edición 958


Otros temas de interés

18 / Enero / 2016

18 / Julio / 2014

17 / Junio / 2013

20 / Mayo / 2013

5 / Noviembre / 2012

8 / Octubre / 2012

15 / Marzo / 2010