Foto: David Valdovinos

Talento U

José Alfonso Gutiérrez Padilla


Especialista del Hospital Civil de Guadalajara obtuvo el galardón a Médicos Destacados en Jalisco 2017, en la categoría de Humanitarismo

Por Dania Palacios
8 Enero 2018

Como fundador y responsable del programa “Unidades móviles del Hospital Civil de Guadalajara”, iniciador del programa “El cáncer en el niño sí se cura”, de la Universidad de Guadalajara, y de la sociedad “Mi gran Esperanza, A. C.”, José Alfonso Gutiérrez Padilla fue reconocido en el Día del Médico, con el galardón a Médicos Destacados en Jalisco 2017, en la categoría de Humanitarismo, por parte de la Secretaría de Salud Jalisco.

Gutiérrez Padilla, además de una trayectoria distinguida en el área médica, es miembro del Sistema Nacional de Investigación nivel 1, y la filantropía ha sido un sello en su carrera como pediatra neonatólogo.

También ha trabajado en una asociación para prevenir el maltrato en los niños, fundada en el Hospital Civil de Guadalajara, por su principal impulsor y mentor, el doctor Óscar Aguirre Jáuregui.

¿Qué es lo más difícil al practicar el altruismo?

Primero tienes que ser ejemplo, convencer a tu esposa y a tus hijos de que es algo bueno, y después se vuelven tus aliados y comienzan a ayudar y tratar de que los recursos lleguen a las personas más necesitadas. Un problema es que en México muchos altruistas no confían en el gobierno, ni muchos mexicanos confían en el gobierno, y por eso las fundaciones han hecho que haya personas honestas, líderes ejemplares que nos ayudan a estar colectando recursos y que realmente lleguen a los pacientes. Todos los pediatras somos gestionadores de recursos. Tienes que ser una persona diferente: no hay muchas fiestas ni vacaciones; tienes que involucrarte en las enfermedades de los niños y ayudarlos.

¿Cuál es su mayor satisfacción?

Tuve el trato con todos mis alumnos por igual, con el mismo respeto y mucho de esos alumnos se convierten en líderes y siguen lo que uno les enseñó. Por ejemplo, el rector del CUCS, Jaime Andrade Villanueva, y el director del Hospital Civil de Gudalajara, Héctor Raúl Pérez Gómez, y se les queda la idea de que hay que ayudar y hacerlo como sea. Son excelentes embajadores para la filantropía y el humanismo. Esa es una de mis mayores satisfacciones. Por otra parte, pelear contra la muerte y que no tenga secuelas. Cada niño que salvamos es un ciudadano que va a vivir por lo menos 80 años en este país. La atención es la prevención y los avances van encaminados a vacunas y prevención. Desde niño mis padres me dieron la vocación de que hay que ayudar de veras. Si hay que ayudar, hay que hacerlo bien. Siempre he sido muy entregado a la filantropía, he dedicado los últimos 30 años de mi vida a eso, a tocar puertas y pedir dinero por los pacientes y sus mamás.

¿Qué ve en un niño, qué significa para usted?
Cada niño que nace es un ciudadano que debemos cuidar. El 60 por ciento de los niños que nacen en México, nacen en circunstancias adversas, social y económicamente. Las instituciones ayudan mucho. No sabemos de los niños que salvamos cuál va a ser un científico, astronauta o que dedique su inteligencia a ayudar a la población.



Siempre he sido muy entregado a la filantropía, he dedicado los últimos 30 años de mi vida a eso, a tocar puertas y pedir dinero por los pacientes y sus mamás
Nota publicada en la edición 953


Otros temas de interés