Foto: Mariana Hernández León

Universidad

Urge apoyo en Ixtepec, Oaxaca


Estudiantes de la UdeG y sociedad civil realizaron la primera brigada “Construyamos” en esa comunidad, donde detectaron diferentes necesidades, que van de la vivienda hasta apoyo económico y psicológico

Por Eduardo Carrillo
8 Enero 2018

Tras los sismos registrados en septiembre en el Centro y Sur de México, en la comunidad de Ixtepec, municipio de Oaxaca, urge el apoyo para reconstruir hogares, demoler estructuras dañadas, dar atención psicológica a sus habitantes y poner en marcha medidas para prevenir infecciones respiratorias, plantearon en rueda de prensa representantes de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU).

Ante la emergencia, este organismo estudiantil publicó una convocatoria en la que participaron 162 estudiantes y miembros de la sociedad civil como parte de la primera brigada “Construyamos”, del 5 al 16 de octubre de este año en dicha comunidad. La convocatoria se basó en la metodología de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres.

El presidente de la FEU, Jesús Medina Varela, dio a conocer que seleccionaron a Ixtepec debido a que enfrenta todas las condiciones para una intervención, pues existe una gran cantidad de viviendas con daños.

“Además de la evaluación estructural de viviendas, comercios e inmuebles, se realizó un acompañamiento con enfoque social a la comunidad”, dijo. Se llevaron a cabo también mapeos aéreos que fueron enviados a los gobiernos federal, estatal y municipal.

Otras acciones fueron: ordenar donaciones, trasladar apoyos a las poblaciones lejanas de Carrasquedo y El Zapote; platicaron con alumnos, padres de familia y empresarios; brindaron atención a la salud, realizaron análisis de contaminación de ríos y suelo, e hicieron recomendaciones de manejo de basura, entre otras.

En la zona fueron identificadas diversas necesidades, como apoyo psicológico para manejo de miedo y estrés; ausencia de información clara sobre casas y procesos constructivos; ausencia de ayuda gubernamental (económica, en respuesta a desastres); personas sin refugio y hogar, así como el paro de labores en el sistema educativo, informó Medina Varela.

El egresado del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías, Andrés Manzano, destacó que, de acuerdo con un censo, 121 casas no son habitables por riesgo de colapso, y 129 tienen uso restringido por daños moderados.

Silvia Xitlali González, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, informó que con apoyo de psicólogos y médicos recorrieron la comunidad, donde prevalecen el miedo, el estrés y la falta de apetito, por lo que brindaron técnicas para aminorar esas condiciones, relajarse, estar conscientes y planear.

En esta primera actividad participaron estudiantes, egresados y profesores de Enfermería y de Trabajo Social; además de ingenieros civiles, mecánicos eléctricos, topógrafos, médicos y pasantes. De las organizaciones civiles colaboraron: Emprendimiento Social México (Esmex) y Las Otras Caras de la Ciudad.



Nota publicada en la edición 953