Foto:

Buzón

No a ley de seguridad interior


Por José de Jesús Gutiérrez Rodríguez
8 Enero 2018

Indiscutiblemente, las y los mexicanos estamos siendo víctimas de situaciones generalizadas de violencia e inseguridad nunca antes vividas y, ante la incapacidad de los gobiernos federal, estatales y municipales para prevenir y frenar estos cotidianos problemas, el gobierno de Enrique Peña Nieto, con el apoyo de los legisladores del PRI y del PVEM y varios del PAN crearon, impulsaron, aprobaron y decretaron la Ley de Seguridad Interior, a pesar del rechazo de miles y miles de ciudadanos, de diversas instituciones defensoras de los derechos humanos, de instituciones de educación superior e incluso de la ONU.

Esta Ley les concede desmedidas facultades a los militares para hacerse cargo de la seguridad pública; pueden actuar no necesariamente bajo supervisión del poder Ejecutivo; les faculta para intervenir en manifestaciones o protestas sociales si consideran que pueden no ser pacificas; les autoriza obtener información de las personas utilizando cualquier metodología; no les obliga a rendir cuentas y a transparentar sus actos; pone en riesgo varios derechos constitucionales de las y los mexicanos; militariza al país e incluso contradice tratados internacionales firmados por México.

Ahora, antes de que opere dicha Ley, sólo queda solicitar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que la declare anticonstitucional y violatoria de los derechos de las y los mexicanos.

¡Actuemos ahora, antes de que nos arrepintamos mañana! ¡Sí hay otras alternativas!



Nota publicada en la edición 953


Otros temas de interés