Foto: Archivo

Medio ambiente

Crean el Parque Nacional Revillagigedo


La UdeG ha jugado un papel histórico en la conservación del archipiélago, donde fue la primera Universidad en realizar expediciones científicas

Por La gaceta
4 Diciembre 2017

Académicos de la UdeG contribuyeron a que el gobierno federal creara la reserva marina más grande de América del Norte con medidas estrictas de protección. Así lo dieron a conocer Emilio Michel Morfín y Eduardo Santana Castellón, investigadores del Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur), luego de asistir el viernes 24 de noviembre a la sesión en Los Pinos, donde el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, firmó el decreto para crear el Parque Nacional Revillagigedo.

Comentaron que el archipiélago ya tenía designación previa como Reserva de la Biosfera desde 1994, sin embargo, con el nuevo decreto como Parque Nacional signado también por el ingeniero Rafael Pacchiano Alamán, Secretario de la Secretaría Nacional de Recursos Naturales (SEMARNAT), se asegura la protección de la superficie insular y 14.8 millones de hectáreas de superficie marítima, así como de toda la columna de agua y los fondos marinos bajo el polígono de protección.

El nuevo parque estará administrado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, y tendrá la protección de la Secretaría de Marina y las Fuerzas Armadas de México.

Michel Morfín, quien se desempeña actualmente como Presidente Ejecutivo del consejo asesor del área natural protegida, explicó que la UdeG ha jugado un papel histórico en la conservación del Archipiélago Revillagigedo, al ser la primera Universidad en el país que realizó una expedición científica a Isla Socorro en 1954, es decir, hace poco más de seis décadas.

Los académicos del CUCSur, Michel Morfín, Salvador Hernández Vázquez y Alfredo Castillo Guerrero, estudian corales, caracoles y aves marinas, así como especies exóticas invasoras en las islas.

Ellos participaron en la conformación original del Consejo Asesor de la Reserva de la Biosfera Archipiélago de Revillagigedo, mismo que está integrado actualmente por 13 consejeros que representan a las Organizaciones de la Sociedad Civil, sectores del turismo de buceo y pesca, sector académico y de investigación y autoridades de diferentes instituciones federales.

Morfín puntualizó que en el Subconsejo de Investigación, Academia y Cambio Climático de la Reserva de la Biosfera, también participan Bertha Márquez Azúa y Pedro Méndez Guardado, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), así como Pedro Medina Rosas, del Centro Universitario de la Costa (CUCosta), quienes trabajan en temas como vulcanología, impacto ambiental y cambio climático.

El Consejo Asesor apoyó la propuesta exitosa por la cual la UNESCO declaró a las Revillagigedo Patrimonio de la Humanidad en julio de 2016 y fue el antecedente para el decreto federal firmado el viernes.

“El cambio de la designación del Archipiélago de Reserva de la Biosfera a Parque Nacional fue muy polémico, ya que la SEMARNAT planteó originalmente que en el proceso las islas se abrirían al turismo, y se generó incertidumbre sobre si se lograría la protección efectiva dentro de la porción marina del nuevo polígono propuesto”, explicó Santana Castellón, quien funge como Coordinador General del Museo de Ciencias Ambientales del Centro Cultural Universitario.

Luego añadió: “Durante el proceso que abrió la SEMARNAT para la consulta pública se movilizó a la sociedad civil, y en Jalisco CasaCEM pidió apoyo a la Universidad de Guadalajara para realizar un análisis público de la propuesta. Se organizaron pre-estrenos del documental El México más salvaje de la National Geographic sobre el Archipiélago Revillagigedo en el Cineforo y en el CUCosta y las discusiones fueron difundidas por la prensa”.

Resaltó Santana Castellón que fueron muy importantes los aportes al análisis de las asociaciones civiles como CasaCEM, Pelagios Kakunjá, Mares Mexicanos, Centro para la Biodiversidad y la Conservación, Científicos Comprometidos con la Sociedad (UNAM), entre otros.

Ante el reclamo social y científico, el Secretario de la SEMARNAT  generó un diálogo con un grupo que fue liderado por Exequiel Ezcurra, del programa UC-Mexus de la Universidad de California-Riverside, en el que participaron Octavio Aburto Oropeza, profesor investigador en el Instituto de Oceanografía Scripps, en San Diego, California, y Santana Castellón.

Este último dijo que contaron además con los insumos de Alfredo Ortega Rubio, coordinador nacional y responsable técnico de la Red Temática de Investigación de Áreas Naturales Protegidas; Federico Méndez Sánchez, Coordinador de Gestión Ambiental del Grupo de Ecología y Conservación de Islas y Enrique José Jardel Peláez, director de la División de Desarrollo Regional del CUCSur.

“Este diálogo permitió construir un consenso que destrabó la oposición al decreto de parque nacional. La SEMARNAT, en su respuesta a la crítica, logró un proceso participativo ejemplar, donde la gran mayoría de los actores tanto sociales como científicos aprueban la creación de esta gran área protegida que es un orgullo para México por ser de las más importantes del hemisferio occidental.”



Nota publicada en la edición 951


Otros temas de interés