Foto: Paulo Jiménez

Universidad

El pasado y presente de la historia regional


En un Seminario organizado dentro de la FIL por la Cátedra de Estudios Regionales “Guillermo de la Peña”, homenajearon a Enrique Florescano y sus aportaciones a los estudios históricos

Por Martha Eva Loera
4 Diciembre 2017

Uno de los desafíos que ha planteado Enrique Florescano es que la historia no excluya de su estudio a las diferentes visiones del país, tanto de las regiones como de los grupos sociales y el mundo indígena, que es la raíz del México moderno y contemporáneo, afirmó Guillermo de la Peña, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) de Occidente.

Lo anterior al participar en el homenaje al historiador Enrique Florescano, durante el Seminario “Historia regional, el pasado y el presente”, como parte de las actividades en la Feria Internacional del Libro de la Cátedra de Estudios Regionales “Guillermo de la Peña”, instituida por el Centro Universitario del Sur (CUSur) y el CIESAS Occidente.

De la Peña destacó que la idea de unidad que incluya la pluralidad de los grupos y regiones fue impulsada por los estudios históricos de Florescano.

Agregó que éste, en sus investigaciones, explica que después de la caída del segundo Imperio de Maximiliano y del triunfo de Benito Juárez surgió la idea, impulsada por Vicente Riva Palacio y Justo Sierra, de que la historia de México tenía una trayectoria con un hilo conductor: el surgimiento del mestizaje.

Esta idea que se impartía en las escuelas tuvo como aspecto negativo la exclusión de los indígenas como protagonistas importantes de la historia, subrayó De la Peña.

Florescano percibió también la confrontación continua entre las versiones de lo que es la historia mexicana fomentadas desde las élites del poder y las memorias que se forman desde abajo por medio de los movimientos sociales, agregó.

De la Peña calificó a Florescano como un gran historiador y resaltó sus esfuerzos por renovar los estudios históricos en México y meterles “bocanadas de aire fresco”.

Agustín Escobar Latapí, Director General del CIESAS, resaltó la participación de las regiones en el cambio histórico nacional y la figura de Enrique Florescano en su esfuerzo por ubicar a las regiones en los cambios que se han dado en el país.

Florescano, en su conferencia “Guillermo de la Peña y la historia regional”, dijo que De la Peña es uno de los impulsores de la revisión del pasado.

Explicó que la historia de México se había enfocado en el encumbramiento del estado posrevolucionario visto por él mismo. “De 1920 a 1970, la visión oficial de la historia se impuso a través de los libros de texto en las escuelas, sin que fuera desafiada”.

Enrique Florescano nació en San Juan de Coscomatepec, Veracruz, el 8 de julio de 1937. Obtuvo el grado de maestro en Historia universal por El Colegio de México (Colmex) y el doctorado en Historia por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS, París), con la tesis “Precios del maíz y crisis agrícolas en México (1708-1810)”.

Fue Director General del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de 1982  a 1988; además, fue investigador del Colmex, profesor de las universidades de Cambridge y la UNAM, y fundador y director de la revista Nexos.

En 1982 el gobierno francés le hizo entrega de las Palmas Académicas; en 1996 obtuvo el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el área de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía.



Nota publicada en la edición 951