Foto: Archivo

Teatro

Habrá Danzas del agua durante dos meses


El montaje está dirigido a niños entre los dos y seis años en etapa preescolar, pero abierto a todo tipo de público

Por Martha Eva Loera
9 Octubre 2017

Los niños podrán conocer a la madre naturaleza y aprender la importanciade su cuidado en la puesta en escena Danzas de agua que todos los domingos, a partir del 8 de octubre y hasta el 19 de noviembre, se presentará en el Teatro Vivian Blumenthal, a las 13:00 horas, en su segunda temporada.

La obra gira alrededor del agua y sus diferentes estados, que pueden percibirse a través del vapor o la lluvia, en el granizo o en los océanos, por ejemplo. Asimismo muestra la capacidad generadora de belleza del agua a través de las plantas, de ahí la necesidad de cuidarla y no desperdiciarla, expresa Alma Olivia Gómez, codirectora del montaje.

El personaje de la Madre Tierra (interpretado por Maetzin Vázquez que alternará funciones con Ana Aldana), quien añora las gotas de lluvia en un periodo de sequía, cuenta las historias sobre el ciclo del agua, que los bailarines René González, Fernanda Carmona y Alma Olivia Gómez Villarreal expresarán a través de la danza.

Los bailarines muestran cómo las gotas de lluvia hacen florecer y embellecen la tierra.

Maetzín Vázquez como Madre Tierra no sólo actúa, también se mezcla con los bailarines, que a su vez también actúan. “Hay una sinergia que se presta a que los participantes jueguen en escena”.

Actores y bailarines muestran su talento y hacen sentir a los pequeños parte de la representación. “El reto más grande de hacer teatro para niños es tener muy presente el tipo de público que son y no querer que estén siempre sentados. Ellos quieren participar. Eso debe lograrse sin que se pierda el montaje”. La obra no pretende ser aleccionadora, sino divertida y disfrutable.

Alma Olivia Gómez y René González son los directores de esta puesta en escena de la compañía Tso palabras del cuerpo, que combina la danza con el teatro. El nombre contiene un vocablo otomí que significa caerse y hace alusión a la sensación del vértigo que crea el movimiento, el cual se transforma en danza.

La compañía, creada en 2008, tiene como propósito poner en escena obras que complican y tratan de trasmitir algo más allá del simple movimiento, lo que implica contar una historia y permitir a la gente sentir.

Danzas de agua es el séptimo montaje de la compañía, pero es el segundo dirigido al público infantil.



Nota publicada en la edición 943


Otros temas de interés