Foto: Cortesía

Sur

Soluciones locales para problemas globales


En CUSur presentarán resultados de investigaciones que buscan conservar ecosistemas en diferentes regiones del mundo para mitigar el impacto del cambio climático

Por Laura Sepúlveda Velázquez
18 Septiembre 2017

Mientras no existan acciones en beneficio del planeta, los problemas generados por el cambio climático serán cada vez mayores, explicó el director del Centro de Investigación Lago de Zapotlán y Cuencas, del Centro Universitario del Sur (CUSur), J. Guadalupe Michel Parra.

“El problema va a crecer cada día más: cada año hay más calor. Fue insólito ver tres ciclones en el océano Atlántico y con repercusiones tan catastróficas por las velocidades que están tomando debido a la temperatura de las aguas, ya que entre más caliente sea, más condiciones favorables tenemos para que se intensifiquen esta serie de meteoros que repercuten en la sociedad y ecosistema de muchas regiones, y eso es resultado del cambio climático”.

A esto se le sumará el estrés hídrico, que consiste en la falta de agua, problema que tienen todas las comunidades en el mundo por no contar con el suficiente líquido para cumplir con el abasto para las diversas actividades.

“Los ecosistemas juegan un papel muy importante y, debido a que el cambio climático se ha acelerado en los últimos tiempos, se deben generar conocimientos y herramientas para poder afrontarlo, al igual que al estrés hídrico, y mitigar las amenazas que tenemos en torno a ello”.

Para debatir estos temas, especialistas nacionales y extranjeros se reunirán en el XI Congreso y XVII Curso Taller Internacional Laguna de Zapotlán, que tendrá como sede el CUSur, del 2 al 4 de octubre.

“Nuestro objetivo es dar continuidad a una línea de trabajo que tenemos, que es la de ‘Protección, conservación, manejo y aprovechamiento de humedales: caso Laguna de Zapotlán’, abordando esas dos temáticas con investigadores e instituciones gubernamentales, estatales y federales. Son problemas globales que se tienen que resolver con acciones locales”.

En el caso de la laguna de Zapotlán, señaló que su situación es hasta cierto punto crítica, por la maleza acuática que invade prácticamente el 50 por ciento de su superficie, lo que repercute en los sistemas sociales y económicos de las dos sociedades cooperativas de pescadores, que reducen sus actividades, y para quienes es su modo de vida.

Aunado a esto, propicia condiciones para la acentuación de enfermedades como dengue y chikungunya, además de que se están inundando las áreas productivas, agrícolas, hortícolas y pecuarias, lo que repercute en sectores productivos y en áreas que utilizaban para el deporte.

“La proliferación de lirio se debe al arrastre de azolves y nutrientes que se utilizan en los cultivos, ya que no todos tienen buenas prácticas y emplean abono y pesticidas, y en la temporada de lluvias viene el arrastre, que genera que el lago pase de ser un lago eutrófico (con un aporte de nutrientes vegetales, sobre todo nitratos y fosfatos) a hipertrófico (con basura, aguas residuales, sobrantes de riego, de combustibles fósiles), y los nutrientes los aprovechan las plantas y por eso se viene la invasión de maleza”.

En cuanto a las acciones para erradicar este problema, afirmó que ha habido algunos cambios, pero no han sido tan acelerados como se quisiera, ya que depende de instancias federales, y aunque ha existido actuación en áreas puntuales, hace falta contundencia.

“Se entregará maquinaria para saneamiento, pero eso no nos resuelve el problema,  porque es el resultado de una causa: el cambio de uso de suelo en la cuenca, que presenta un desbalance significativo en su situación hidrológica y esto genera alarma por el problema que puede suscitarse en los siguientes años, ya que el cultivo de aguacate va a demandar una gran cantidad de agua, al igual que la agricultura techada, la sociedad y todos lo sistemas productivos, y ésta debe ser de calidad. Esto sin duda requiere de una inversión significativa y los recursos hacia el medio ambiente cada vez son más restrictivos”, concluyó Michel Parra.

Para mayores detalles sobre el congreso, ingresar a la página www.cusur.udg.mx



Nota publicada en la edición 940