Foto: Cortesía CUAltos

Altos

Nutrición para el deporte de alto rendimiento


CUAltos y el club de futbol de Tepatitlán iniciaron una colaboración para que los estudiantes se encarguen del control nutricional de los jugadores, con miras a hacer de la nutrición deportiva una especialidad de la licenciatura impartida en el centro

Por Ernesto Navarro
21 Agosto 2017

La demanda física que exige a los atletas el deporte de alto rendimiento se ha convertido en una materia tan específica que las instituciones formativas se han visto en la necesidad de tomar la nutrición deportiva como una rama más dentro de su catálogo de especializaciones.

Según la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva, esta “es un área dentro de la nutriología que tiene por objetivo evaluar el estado de los deportistas para otorgales recomendaciones personalizadas que les permitan alcanzar su máximo rendimiento deportivo y mantener un adecuado estado de salud”.

Por ello, el Centro Universitario de los Altos y el equipo de Segunda División de Futbol, Club Deportivo Tepatitlán de Morelos, llegaron a un acuerdo para que los alumnos interesados en esta rama de la nutrición realicen sus prácticas profesionales en el club, llevando por completo el control nutricional de los jugadores de esta categoría y esperan en un futuro también de las categorías inferiores.

El coordinador de la licenciatura en Nutrición del CUAltos, Jorge García Pérez, comentó que “es un problema al que nos enfrentamos hoy en día. La nutrición deportiva no está considerada como un área de desarrollo profesional, sino que está dentro de la nutrición clínica, y a nivel nacional ya se está trabajando en eso”. Por ello en CUAltos consideran hacer de esta rama una especialización

La asesoría consistirá en tres fases: diagnóstico personalizado, menú estandarizado y evaluación de rendimiento a través de la prueba conocida como Cooper, que consiste en recorrer la máxima distancia posible en 12 minutos hasta el agotamiento, así como pruebas de fuerza antes y después de la alimentación.

“Tuve la fortuna de jugar al futbol profesionalmente en esta misma categoría, en equipos como Leones Negros de la UdeG y Cruz Azul Hidalgo, entre otros. Entonces, creo que mi asesoría será buena para saber llegar a los jugadores. Creo que entiendo bien lo que ellos piensan y cómo se sienten, porque tampoco queremos hacerles sentir que les prohibimos algo. Es algo cultural, no sólo en el futbolista, en México en general”, comentó García Pérez.

El preparador físico y gerente deportivo del equipo, Víctor Hugo Rodríguez Nario, dijo que “a esta edad (menores de 25 años) su desgaste físico es importante, y les da por comer cualquier cosa. Necesitamos que tengan una alimentación controlada. Su carrera es corta y viven de su cuerpo. Entonces queremos concientizar en esto. La nutrición va de la mano con la preparación física”.

“Hay chavos que ya pisaron Primer División y Selecciones Nacionales menores. Entonces ellos ansían volver, pero para eso deben tener un cuidado adecuado, porque ellos saben que es un alto rendimiento, y saben que lo tienen que hacer con base en una buena alimentación y un buen cuidado”, agregó el preparador físico.

Los pasantes de nutrición estarán asesorados por Osvaldo Cabrera Orozco, quien cuenta con la certificación por parte de la International Society for the Advancement of Kinanthropometry (ISAK), en nivel ll, la que garantiza la medición exacta de la estructura ósea de los deportistas.

Los cocineros del club y los practicantes trabajarán de la mano para llevar un control de las cantidades y variedad de alimentos que suministrarán a diario.

Otra de las intenciones de esta colaboración es motivar a los futuros nutriólogos a dedicarse a esta rama profesional, por ser un campo laboral poco desarrollado y que cuenta con mucho potencial.

La carrera de CUAltos cuenta con dos asignaturas relacionadas a la nutrición deportiva, pero su coordinador considera que es importante considerarla como una especialización, ya que si México atraviesa por un problema de salud pública, como la obesidad, y que ésta se puede combatir de la mano del deporte y el fomento a la activación física, es necesario voltear más hacia dicha rama.



Nota publicada en la edición 936