Foto: Cortesía

Sur

Investigaciones de CUSur ganan en congreso de nutriología


Los proyectos de tesis de estudiantes de maestría y doctorado obtuvieron segundo y tercer lugar, respectivamente

Por Laura Sepúlveda Velázquez
21 Agosto 2017

Estudiantes del Centro de Investigaciones en Comportamiento Alimentario y Nutrición (CICAN), del Centro Universitario del Sur (CUSur)  participaron en el V Congreso Mexicano de Nutriología, realizado en Chiapas, donde obtuvieron un segundo y tercer lugar nacional en trabajos libres de investigación, en la categoría posgrado.

“Actividad física vs. sedentarismo: impacto sobre el consumo de endulzantes y la salud”, es el proyecto que le mereció el segundo lugar a la estudiante de maestría Samantha Bernal con la dirección de tesis de Virginia Aguilera Cervantes, quien señala que los primeros resultados reflejan grandes consumos de endulzantes con disminución del rendimiento de actividad física.

“La forma en que los sujetos se alimentan merma hasta cierto punto su capacidad de actividad, y nos demuestra que la actividad puede ser un modulador de consumo de alimento”.

Puntualizó que buscan establecer que lo que comemos puede estar determinando nuestra eficacia al momento de activarnos.

El trabajo ganador del tercer lugar fue el titulado “Evaluación del estado nutricio y consumo alimentario de pacientes con artritis reumatoide. Resultados preliminares”, con el que Mildren Porchas Quijada, alumna de doctorado, obtuvo el tercer lugar, bajo la dirección de tesis de Zyanya Reyes Castillo.

Tiene como objetivo evaluar el estado nutricio y el consumo alimentario de pacientes con artritis reumatoide, por lo que se evaluaron aspectos antropométricos, de composición corporal y se midieron diversos parámetros bioquímicos, incluyendo niveles de glucosa sanguínea, perfil de lípidos y biomarcadores de inflamación, según explicó Reyes Castillo.

“Los pacientes con artritis reumatoide tienen mayor riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares en comparación a la población general. Esta enfermedad afecta progresivamente a las articulaciones y genera discapacidad funcional en los pacientes, lo que conlleva a mayor sedentarismo”.

Señaló que 80 por ciento de los pacientes con artritis reumatoide presentaron sobrepeso u obesidad. Además, se encontró que el consumo de ácidos grasos saturados fue elevado mientras que el consumo de fibra fue bajo.

“Este trabajo preliminar forma parte de un proyecto de investigación más grande, para el cual recibimos financiamiento externo por parte del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg’s el año pasado y se tiene contemplado evaluar otros biomarcadores inmunológicos en los pacientes con artritis reumatoide que pudieran asociarse con alteraciones metabólicas.



Nota publicada en la edición 936