Foto: Gustavo Alfonzo

Premio

Versos que hablan de las montañas


Hubert Martínez Calleja gana el Premio de Literaturas Indígenas de América; la ceremonia de premiación tendrá lugar en la FIL de Guadalajara 2017

Por Laura Sepúlveda Velázquez
21 Agosto 2017

Las sombrereras de Tsítsídiin, poemario en lengua tlapaneca de Hubert Martínez Calleja, originario de Acatepec, Guerrero, ganó el Premio de Literaturas Indígenas de América 2017 (PLIA). Fue distinguida por su calidad estético-literaria, así como por los recursos estilísticos que Martínez Calleja utilizó para elaborar, metafóricamente, la delicada situación actual y coyuntural de la mujer y las luchas sociales indígenas en el Sur de México, con sus respectivas resonancias en el orden continental, explicó Gabriel Pacheco Salvador, presidente de la Comisión Interinstitucional del premio.

Dijo que se otorgó además una mención honorifica a la escritora Celia Rosa Quispe, de Perú, por su contribución en la reactualización del arte verbal quechua, así como a las lenguas participantes: añu, representada por la escritora Gretzy Chiquinquirá, y puinave, representada por el escritor  Efraín Bautista Sánchez.

Se consideró que se trata de lenguas en desplazamiento, cuyo arte verbal se ha mantenido principalmente en la oralidad y que no cuenta con una larga tradición de creación fonética escrita por sus propios hablantes, por lo que es de reconocer el esfuerzo que estos creadores han realizado al participar en la convocatoria, subrayó.

El ganador del PLIA 2017, Hubert Martínez Calleja, dijo que este premio significa la posibilidad de que, por medio de la palabra, logre mostrar lo que cotidianamente se vive en la montaña de Guerrero, como es la situación de trata de blancas destinada a los principales puertos del estado.

“Esto puede dar oído y ojos a diferentes personas a donde llegue la obra, para invitarlos a la acción. El mensaje sería para todas las personas que hablan una lengua indígena, para que la abracen y la enseñen a sus hijos, porque la lengua es nuestra manera de interpretar el mundo y a partir de nuestra lengua sentimos, amamos y tenemos esperanza; mientras se hable va a seguir manteniéndose en el mundo”, señaló Martínez Calleja en video entrevista.  

Expresó que deberían de existir más espacios para las lenguas que durante mucho tiempo han sido excluidas de la estructura del país, porque es una manera de reconocer la tradición y la creación de los pueblos.

En esta edición del PLIA participaron veintiún postulantes, siete mujeres y catorce hombres, de países como Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Paraguay, Perú, Venezuela y México, con obras literarias en dieciséis lenguas.

Dicho premio es coordinado por la Universidad de Guadalajara (UdeG), por medio de los centros universitarios del Norte (CUNorte) y de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), además de la Coordinación de Vinculación y Servicio Social; las secretarías de Cultura federal y estatal, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y la Secretaría de Educación Jalisco.

El rector del CUCSH, Héctor Raúl Solís Gadea, dijo que el PLIA se sigue consolidando y representa un esfuerzo de colaboración de diversas instituciones federales y estatales. El premio consiste en 300 mil pesos, y la premiación tendrá lugar el 2 de diciembre, durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) 2017. 

Los ganadores de las ediciones anteriores fueron el escritor zapoteco Javier Castellanos Martínez (2013); el también zapoteco Esteban Ríos Cruz (2014); el escritor chiapaneco de lengua tzeltal Josías López Gómez (2015) y el poeta maya Jorge Michel Cocom Pech (2016).



Nota publicada en la edición 936


Otros temas de interés

18 / Septiembre / 2017

18 / Septiembre / 2017

4 / Septiembre / 2017

24 / Julio / 2017

5 / Diciembre / 2016

28 / Noviembre / 2016

31 / Octubre / 2016