Entrevista
María de Jesús Patricio Martínez

La voz que viene de abajo

Foto: EFE
Por Julio Ríos
5 Junio 2017

Para “Marichuy” Patricio el capitalismo es un monstruo. Una bestia que sin piedad está devorando los recursos naturales y las tradiciones de las comunidades indígenas. Pisotea a los más vulnerables, no sólo en los pueblos, sino también en los barrios más humildes de las ciudades.

Por ello el objetivo de María de Jesús Patricio Martínez, designada como candidata independiente a la Presidencia de la República del Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para las elecciones de 2018, será visibilizar esas voces que vienen desde abajo.

“Sentí sorpresa al principio, y reflexionándolo, es una responsabilidad grande por la confianza que depositan en mi persona. Pero si es necesario dar este paso, pues adelante, porque cuando me preguntaron si estaba dispuesta, pensé en lo que han sufrido los pueblos indígenas a nivel nacional: el despojo, la represión. Eso me animó a tomar esta decisión de acompañar y dirigir este cargo tan importante. Que esto se convierta en un espacio para hacer visible esa palabra que está en las montañas, en los cerros, esa voz que viene desde abajo y no se ha tomado en cuenta. Eso me da fortaleza y me anima a participar en este proceso que se avecina para el 2018”, señala en entrevista.

¿Cómo ve  el desencanto de la gente para con los partidos políticos?
Preocupa la situación de violencia hacia las mujeres, a los más vulnerables, lo cual pasa también en la ciudad. No ha habido una respuesta clara de quienes han gobernado. Por eso analizamos y pensamos que era importante participar por nuestro lado. No hay interés de parte de los de arriba por escuchar a los de abajo. Sea quien sea, hay alguien más fuerte, y es el sistema capitalista. Es el que está manejando, el que está destruyéndonos. Vamos contra ese sistema que está acabando con los pueblos y con la vida de ellos. Son los pueblos originarios quienes trabajan para que todos comamos, y se está acabando eso. Por eso es hora de alzar la voz y no sólo los pueblos, sino que las personas de la ciudad también sientan que es posible alzar esa voz, organizarse en todos los sectores. Solamente así podemos hacer frente y derribar este monstruo que nos está acabando.

¿De qué manera se integrará la plataforma política y los manifiestos que abanderarán durante su próxima campaña?
Eso tocará cuando el Consejo Indígena de Gobierno comience a  sesionar y planear todas las actividades que tienen que hacerse: los mismos pueblos lo dirán.  Ahí se analizara qué condiciones serían necesarias para llevar a cabo esa actividad.

¿En esta plataforma podrían incluir esquemas como los que tienen en las comunidades autónomas?  ¿Estas formas de convivencia social han dado buenos resultados en las comunidades?
Las comunidades están trabajando en el fortalecimiento de su autonomía. Cada una con sus propias formas de organización y sus propias formas de trabajar. Están diseñándolo de acuerdo a sus diferencias, de acuerdo a sus características. Esa reconstitución de las comunidades viene desde abajo, de acuerdo a sus usos y costumbres. Lo que viene de fuera es lo que daña y cuando las comunidades desde dentro se organizan y ven la forma en que se van reconstituyendo, entonces es más sabio ese proceso de reconstrucción de todo lo que el capitalismo destruyó y ha ido acabando. Por eso es difícil, por eso hay tanta represión y desaparecidos, muertos, y despojos de las comunidades.

¿Esto se ha agudizado?
Sí. Se ha agudizado en todos los sectores. También a los periodistas los están acabando. A los pocos que están acompañando ese proceso que se va llevando en las comunidades. Los que realmente han acompañado y alzan la voz, ya estamos viendo que los están callando. Es un proceso de destrucción general en este país. Los pueblos decidieron dar ese paso desde los pueblos. Ya no están dispuestos a seguir arrinconados. El espíritu de luchar por la vida es lo que nos lleva adelante. No se trata de sentarse en la silla presidencial solamente.

***

María de Jesús Patricio Martínez nació el 23 de diciembre de 1963. Es madre de tres hijos, es médico tradicional de la comunidad nahua de Tuxpan.  Aprendió esta disciplina de sus tías y abuela, quienes curaban enfermos de susto, espanto, aduendado, bilis, debilidad o canícula.

En 1995, en el barrio del Cóbano, de ese municipio del Sur de Jalisco, fundó la casa de salud Calli tecolhuacateca tochan, a la cual acuden habitantes de los pueblos cercanos por la eficiencia de los tratamientos que receta.

La Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas (UACI), de la Universidad de Guadalajara (UdeG), desde hace 20 años apoya a este proyecto, que atiende a los enfermos con un esquema de salud comunitaria integral. Funciona como un espacio para la capacitación de promotores de salud indígenas de la región.

El ayuntamiento de este municipio le entregó el galardón al mérito tuxpanense en el área de ciencia y cultura por su activo papel preservando la medicina tradicional y la herbolaria, así como por su vinculación con las comunidades indígenas del país.

Desde 1994 participa en el Foro Nacional Indígena. Su carisma la ha llevado a ser una líder natural en el movimiento. El 29 de marzo de 2001 fue elegida para hablar a nombre de los pueblos indígenas del país ante el Congreso de la Unión. Hoy volverá a llevar esta voz a todos los rincones del país en la campaña de 2018. Así se decidió en la asamblea realizada en San Cristóbal de las Casas el domingo 28 de mayo, con la participación  de mil 482 representantes de 58 pueblos originarios. 

En el documento emitido por el CNI detallan que con esta candidatura no buscan “administrar el poder podrido, sino desmontarlo desde las grietas”. Añaden: “Confiamos en la dignidad y honestidad de los que luchan: maestros, estudiantes campesinos, obreros, jornaleros, y queremos que se profundice la grieta que cada uno de ellos ha ido labrando, desmontando en lo chiquito y grande el poder de arriba’’.

Al respecto, Marichuy amplía la idea de desmontar el sistema capitalista: “Lo que proponemos es la organización. No tanto nos preocupa llegar y sentarnos en la silla presidencial, sino abrir este espacio para ir organizando tanto pueblos indígenas como otros sectores de la sociedad civil que ven importante buscar esas otras formas”.

¿Entonces el principal objetivo no es el triunfo en sí, sino concientizar a la sociedad del país?
Sí. Llegar y plantear la organización propia. Hacer esas articulaciones entre los indígenas y la sociedad civil. Todo de acuerdo a las condiciones de cada lugar y que vean la necesidad de estar articulados para juntos organizarse desde donde están, de acuerdo a sus propias forma: es lo que pretendemos al participar en este próximo proceso.

Seguramente los grandes capitales no estarán de acuerdo con un tipo de proyecto como el que encabeza: ¿espera una reacción de ellos?
Pues ya la están dando, de por sí. Hemos alzado la voz, pero no se ha escuchado. Lo que está pasando con toda la represión, imposición y despojo no nos preocupa, porque vamos a defender nuestro propósito. Lo que se pretende hacer en las comunidades, y que se escuche nuestra palabra. El país necesita una reconstitución. El llamado es a que analicemos por dónde podemos empezar a irnos reconstituyendo en los diferentes sectores y organizarnos. No nos queda más que hacer frente, hacerlo juntos contra este sistema que está arrasando, no solamente con nuestras comunidades, sino con todos.



No se trata de sentarse en la silla presidencial solamente
Nota publicada en la edición 927


Otros temas de interés

20 / Noviembre / 2017

13 / Noviembre / 2017

6 / Noviembre / 2017

6 / Noviembre / 2017

30 / Octubre / 2017

23 / Octubre / 2017

2 / Octubre / 2017