Foto: Adriana González

Norte

Percepción de la salud de un lado y otro de la frontera


Investigadora del CUCSH recopiló las impresiones de jaliscienses de Colotlán y Yahualica que viajan a Estados Unidos para recibir atención médica

Por Martha Eva Loera
1 Mayo 2017

Los diagnósticos sobre enfermedades crónicas como la diabetes, artritis, asma, depresión, hipotiroidismo, mal de Parkinson e hipertensión son más oportunos y atinados y el tratamiento es más rápido en México en comparación con en Estados Unidos, ya que el temor por parte del personal de salud a ser demandado es menor. Esa es una de las ventajas que señalan personas de Yahualica y Colotlán que viajan a Estados Unidos para recibir atención médica.

Desde el año 2000 al 2014 fueron entrevistadas alrededor de 49 personas, menores y mayores de setenta años, que vivían en Yahualica y Colotlán como parte de tres investigaciones reunidas en la línea “Migración trasnacional y experiencia del padecimiento”, que encabezó Alejandra Guadalupe Lizardi Gómez, académica del Departamento de Estudios Sociourbanos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

El 98 por ciento de los entrevistados acudía a recibir atención médica tanto en México como Estados Unidos. En el primer caso, a servicios médicos como los que ofrece el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), hospitales regionales o de primer contacto, además de médicos privados. En el segundo, los entrevistados acudían a hospitales privados que pagaban a través de un seguro médico o a través de los programas sociales de salud estatales para personas de escasos recursos.

“En Estados Unidos si alguien se toma una radiografía que paga el empleador a través del Seguro Médico no puede verla, ni tampoco las hojas de análisis de sangre. Las personas se apegan a un tratamiento sin saber exactamente por qué. En cambio aquí en el país sí las pueden revisar, y decidir, por ejemplo, si desean una operación para mañana”.

Los entrevistados reportaron que en Estados Unidos se quieren cumplir estrictas regulaciones y evitar demandas en casos de negligencia.

Aseguró que las personas entrevistadas suelen quejarse de la carencia de medicamentos en México, aunque éstos no son caros para sus padecimientos. En cambio les agrada la comunicación fluida que pueden tener con su médico debido a un idioma y cultura común. Hay más confianza con éste, en comparación a la que hay con los galenos estadounidenses, aunque éstos sean hijos de mexicanos. “Una de las principales insatisfacciones de las personas que acuden a recibir atención médica en el vecino del norte es la falta de comunicación o confianza con el médico”.

En cuanto a términos de personalización, consideran que la atención médica que se ofrece en Estados Unidos es mejor, ya que reportan que les llaman un día antes de que sea su cita y les suelen mandar trasporte si no tienen cómo trasladarse.

La docente reporta dos casos de entrevistados, hombre y mujer, de alrededor de setenta años, que trabajaron en Estados Unidos, son pensionados de allá y sus hijos son americanos. Ellos no querían ir a ese país a recibir atención médica, ya que tenían la firme creencia de que iban a salir perjudicados, que en las instituciones de salud no los iban ayudar por no gastar en una población envejecida y enferma. “Creían que si entraban a un hospital de allá, acabarían con ellos. Por ello explotaban recursos, tanto alternativos como formales aquí en México para tratar sus enfermedades”.

También hubo un caso que no acudía a los servicios de salud de México ya que era ciudadana americana y no quería tener problemas en los hospitales de allá.

Señaló que hay una tendencia de los entrevistados a combinar servicios de salud proporcionados por profesionales médicos con métodos alternativos, tanto en México como en Estados Unidos, tales como la orinoterapia (beber la propia orina para tratar enfermedades), acupuntura o echan mano a los remedios naturales.



Nota publicada en la edición 922


Otros temas de interés