Foto: Adriana González

Salud

Recuerdan a Fray Antonio Alcalde


Presentan escultura del benefactor en el Museo de la Historia de la Medicina

Por Iván Serrano Jáuregui
20 Marzo 2017

Con motivo del aniversario 316 del natalicio del mayor benefactor de Guadalajara, Fray Antonio Alcalde y Barriga, la Asociación Cultural del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara (HCG) realizó una sesión ordinaria en la que conmemoró la labor humanitaria que el fraile dominico realizó en Nueva Galicia durante el siglo XVIII, con la presentación de su escultura, que será exhibida en el Museo de la Historia de la Medicina.

La mañana del pasado martes, en el museo anexo a la Antigua Escuela de Medicina de la Universidad de Guadalajara (UdeG), el director general del HCG, Héctor Raúl Pérez Gómez, reconoció el trabajo de gestión para que esta obra de arte fuera exhibida en el recinto.

“Agradecemos la gestión del director del Museo de la Historia de la Medicina, doctor Guillermo O’Leary Kirchner, por permitirnos admirar esta escultura, que en el Congreso Internacional Avances en Medicina fue develada tras su restauración”, compartió a los presentes.

El artista plástico Benito Castañeda Arredondo fue el creador de la representación de Fray Antonio Alcalde y Barriga de cuerpo completo, que fue resguardada durante años por los hijos del escultor, que dieron el consentimiento de que fuera restaurada y exhibida.

Pérez Gómez destacó que el humanismo caracterizó la vida de Fray Antonio Alcalde, pues lo motivó a crear el Hospital de San Miguel de Belén —hoy Hospital Civil— el legado más importante que ha trascendido generaciones y que atiende a la humanidad doliente.

Marco Antonio Rosales, historiador de Guadalajara, compartió datos sobre Alcalde y Barriga, y elogió la aportación social que realizó durante el tiempo que vivió en esta ciudad y que debería de ser un ejemplo para los servidores públicos.

La sesión cultural incluyó la presentación del coro del Colegio de Infantes de la Catedral de Guadalajara, integrado por niños, jóvenes y adultos que interpretaron cantatas del tiempo en que Fray Antonio Alcalde vivió en la ciudad, así como temas inéditos, dijo su director, Aurelio Martínez Corona.

Los asistentes coincidieron en que se debe de continuar el compromiso de que las nuevas generaciones sigan recordando el trabajo de este hombre, que supo administrar los recursos para generar obras de beneficencia, y logró empatizar con pobres y ricos.



Nota publicada en la edición 918