Foto:

Aniversario

El cine ante la transformación de la industria


Por Iván Serrano Jáuregui
13 Marzo 2017

Los cambios en las dinámicas de consumo cinematográfico, el abaratamiento de equipo de producción y el aumento de filmes a escala internacional han motivado a repensar sobre las adecuaciones que se realizarán en la licenciatura en Artes Audiovisuales, del Centro Universitario de Arte, Arqutiectura y Diseño (CUAAD), con motivo de los veinte años del Departamento de Imagen y Sonido (DIS), del cual esta carrera forma parte.

El director del DIS, José Ramón Miquelajáuregui, señaló que durante este año se repensarán los ajustes que se acatarán y que buscarán que los estudiantes experimenten con nuevas formas, formatos, temáticas y modos de llegar al público.

“Estamos reforzando las partes de negocios cinematográficos y con técnicas de trabajo virtual. Es difícil pensar que ellos hagan lo que hemos hecho durante mucho tiempo, porque aunque la esencia sea la misma, las maneras de producir y exhibir son diferentes”, dijo.

Miquelajáuregui comentó que en las actuales producciones ya no sólo se trata de montar sets, sino que la parte computacional también es importante para la adición de una buena postproducción; además de que el contexto actual motiva a cambiar otras perspectivas. Destacó que en el mundo se realizan cerca de ocho mil películas anuales, y que en México se está haciendo más cine en términos numéricos en comparación con otras décadas, es decir, alrededor de ciento sesenta películas al año.

“Sin embargo, no podemos hablar de una industria de cine mexicana porque no existen ciclos de capital, que significa que lo que se gana de una película se invierte en otra. Aquí, gente que hace una película pasa muchos años para hacer otra”, subrayó.

Desde las décadas de 1940 y 1950 no existe una industria nacional, pero lo que sí hay es una actividad fílmica importante, sobre todo por los estímulos provenientes de instancias de gobierno, dijo. “Ante esto, lo que tratamos es empoderar a jóvenes que tienen una vocación de intérpretes que se empapan de lo que viven a su alrededor —resaltó—, para que sirvan un poco de metabolismo cultural y devuelvan a los espectadores ese espejo social que es el cine”.

Con motivo de la celebración de los veinte años del DIS, aseguró que están trabajando en el fortalecimiento de relaciones con otras escuelas, por medio del Centro Internacional de Enlace de Escuelas de Cine y Televisión (CILECT, por sus siglas en francés), que reúne a las ciento cincuenta más prestigiadas, y de la cual la Universidad de Guadalajara ya es miembro.

Además, la maestría en Estudios Cinematográficos, que también forma parte del DIS, tendrá un programa nuevo y colaborará constantemente con la Cineteca Nacional.

El próximo martes 14 de marzo, a las 18:00 horas, en el Laboratorio de Artes Variedades (Larva), como parte de las actividades del 32 Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), se hará una presentación con motivo del vigésimo aniversario del DIS.

Durante el encuentro se mostrarán los avances del documental que van en torno a las dos décadas de trabajo que esta escuela de cine ha realizado para formar productores, guionistas, directores, realizadores, sonidistas, montajistas, fotógrafos, entre otros; este proyecto es liderado por el director Samuel Kishi Leopo, destacado cineasta egresado de Artes Audiovisuales.



Nota publicada en la edición 917


Otros temas de interés