Foto:

Enfoques

La fiesta taurina ¿en extinción?


Por Raúl de la Cruz
13 Marzo 2017

Con paso lento, los colectivos que se oponen a la tauromaquia han ido ganando espacio en sus objetivos de defensa contra la crueldad y tortura en la corrida de toros. Hace unos días lcomentaba con un simpatizante de la fiesta taurina en España que poco a poco va perdiendo terreno ante los embates de los animalistas. Me consta. Fui testigo que en la plaza de Las Ventas en Madrid, los tendidos estaban desolados.

Las corridas de toros nacen en España en el siglo XVIII y desde entonces han despertado críticas y desatado polémicas entre seguidores y detractores. Los argumentos han ido cambiando a lo largo del tiempo, según el momento histórico, y uno y otro bando ha esgrimido justificaciones muy variadas: religiosas, morales, económicas, estéticas, políticas y culturales, entre otras.

Más allá de la propia España —en donde este espectáculo adquiere mayor relevancia y connotación—, se realizan también corridas de toros en países como Portugal, Colombia, México, Perú, Ecuador, sur de Francia, etc. En Inglaterra estas prácticas fueron prohibidas en 1824, el mismo año en que se fundó The Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals. Ha habido intentos recientes de prohibir las corridas en Francia, donde existe la afición en el sur del país. La cuestión se resolvió estableciendo legalmente que sólo se podían matar toros en aquellos lugares donde se demostrase que es una tradición arraigada (en el sudeste y sudoeste, fundamentalmente). Sin embargo, pese a esta limitación persisten los esfuerzos de los colectivos defensores de los animales para abolir la corrida de toros en toda Francia.

En Venezuela, se declaró a Caracas como municipio antitaurino. Con esta declaración la capital venezolana se convirtió en la segunda ciudad del país en declararse anti taurina, después de  Carrizal, en el estado Miranda. También en Ecuador y Nicaragua van por el camino de la prohibición.

Desde 2006 la televisión española dejó de transmitir las corridas de toros siguiendo las directrices de un nuevo Manual de estilo con las que evita mostrar en pantalla el sufrimiento animal. En efecto, la corrida de toros no es sólo la salida al ruedo del animal para enfrentarse al torero que lo espera en la arena. Mucho más allá de eso, hay una serie de detalles desconocidos que se precisa conocer, una meticulosa preparación previa antes de poner en escena a tan  macabro espectáculo. En la actualidad, son los defensores de los derechos de los animales quienes le están ganando en las corridas de toros.



Nota publicada en la edición 917


Otros temas de interés

11 / Septiembre / 2017

28 / Agosto / 2017

14 / Agosto / 2017

19 / Junio / 2017

5 / Junio / 2017

22 / Mayo / 2017

24 / Abril / 2017