Altos
Buscan escuelas libres de caries

Programa implementado por el CAMI dará atención bucal en las primarias de la región, para fomentar al mismo tiempo una cultura de prevención y correcta higiene dental en la población

Foto: David Valdovinos
Por Ernesto Navarro / CUALTOS
20 Febrero 2017

La prevención y atención bucal durante la infancia es la de mayor importancia para las personas, puesto que unos buenos hábitos de higiene dental en esa etapa ayudan a las personas a mantener una dentadura fuerte y saludable a lo largo de su vida. Es por eso que el Centro de Atención Médica Integral (CAMI), del Centro Universitario de los Altos (CUAltos), certificará a las escuelas públicas de preescolar de la Región como Escuelas Libres de Caries, mediante un programa homónimo.

Éste recorrerá las diferentes instituciones para realizar diagnósticos del estado bucal de los niños, para, posteriormente, intervenirlos con atención odontológica de calidad. Serán los alumnos de la Especialidad en Odontopediatria del CUAltos los que revisen y atiendan a los pacientes, quienes serán trasladados en un vehículo desde sus escuelas hasta las instalaciones del CAMI.

“La idea del programa es comenzar con los pequeños. Educarlos en la parte de los hábitos alimenticios y en la higiene bucal. Vamos a tratar de llegar a las escuelas más desprotegidas de la región. Tenemos que dirigirnos a las zonas rurales donde es más difícil el acceso a estos servicios”, resaltó el Secretario Académico del CUAltos, Rubén Bayardo González.

Los especialistas en odontología sostienen que el 90 por ciento de los esfuerzos para mantener una salud dental son los cuidados, hábitos de limpieza y chequeos semestrales. El diez por ciento restante son las intervenciones de los dentistas. Por eso es también de suma importancia la creación de hábitos de cepillado correcto y constante, al igual que un consumo mesurado de azúcar.

El propósito de este programa es que también los padres de los niños se involucren en el tema, con la intención de que estén siempre vigilantes de la salud e higiene bucal de sus hijos. Los padres podrán acompañar a los niños y recibirán pláticas de sensibilización sobre estos temas.

“Tengan la confianza de que sus hijos serán atendidos por profesionales. Los alumnos de la Especialidad en Odontopediatría ya son dentistas profesionales. Además, estarán siendo supervisados por especialistas del CAMI”, recordó Bayardo González.

El funcionario apuntó que la UdeG ya ha hecho acciones de salud en el campus, para que los jóvenes también estén libres de caries y tengan una mejor sonrisa. Recordó que en breve comenzará la construcción de la nueva clínica de atención integral en el mismo terreno donde estaba el plantel viejo de la preparatoria regional de Tepatitlán.

El alcalde de Tepatitlán, Hugo Bravo, opinó que la prevención es una de las medidas más efectivas para reducir las gruesas cifras que se proyectan año con año en el gasto público en materia de salud, y agradeció puntualmente a “todos los jóvenes entusiastas que atenderán a los niños. Es digno de admirar su entrega y sus ganas de apoyar a la sociedad”.

La representante de la DRSE (Dirección Regional de la Secretaría de Educación), Concepción Franco Lucio, reconoció el esfuerzo por parte de la Universidad de Guadalajara por seguir vinculándose con la sociedad, e incitó a los padres a “ponerse la camiseta con este proyecto, tenemos que tener escuelas libres de caries. Necesitamos que nos expliquen, que aprendamos y que actuemos todos en conjunto”.

Se pretende que el grupo de cirujanos dentistas que laboren con las escuelas públicas, se nutra año con año de la Especialidad en Endodoncia del Centro Universitario de los Altos.

En este campus, se tiene una añeja tradición de solidaridad social. Por ejemplo, cada año más de cuatro mil personas son beneficiadas mediante otro programa, el de Brigada Universitaria, que tiene como objetivo atender a la población más vulnerable de la región, brindándole servicios de salud.   

Entre las localidades donde trabajan están Popotes, San Pablo, Los Charcos, La Manga, Presa de Barajas, Tequililla y Mesa de Guitarrero, así como en las escuelas primarias Justo Sierra, Cuauhtémoc, Saúl Rodiles, 16 de Septiembre, y en las colonias de Tepatitlán Las Aguilillas y Adobes, todas enclavadas en zonas deprimidas.   

Estas brigadas cuentan con la autorización y respaldo de la Delegación Regional de la Secretaría de Educación Altos Sur, en coordinación con el Centro de Atención Médica Integral (CAMI).



Nota publicada en la edición 914