Foto: Mariana Hernández León

Primer Plano

Llaman a defender la soberanía nacional de México


En la Marcha ciudadana por el respeto a México, universitarios y ciudadanos recorrieron las calles y alzaron la voz en solidaridad con los migrantes. La UdeG tendrá puertas abiertas para estudiantes deportados

Por Julio Ríos / Karina Alatorre
13 Febrero 2017

De la Glorieta de la Minerva y hasta Plaza de Armas, los participantes a la Marcha ciudadana por el respeto a México unieron sus voces para gritar las consignas “Fuera Trump”, “Queremos puentes y no muros”, y “Viva México”, para luego cantar a coro “Cielito lindo” y otros sones y jarabes, interpretados por el mariachi que encabezaba el contingente. Las pancartas que se exhibían en la manifestación, convocada a nivel nacional por el movimiento Vibra México en defensa de la soberanía nacional, decían: “No al muro” y “México quiere paz”.

De esta manera, estudiantes, académicos y directivos de la Universidad de Guadalajara (UdeG), así como integrantes de organismos de la sociedad civil y ciudadanos, la mañana del pasado domingo salieron a las calles a protestar en contra de los embates a México orquestados por el nuevo presidente de Estados Unidos Donald Trump, y alzaron la voz en defensa de los migrantes que trabajan en el país vecino y en favor de la unidad nacional.

A la Plaza de Armas de Guadalajara acudieron representantes de la UdeG, de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y del Hospital Civil de Guadalajara, de los sindicatos universitarios, del Congreso Ciudadano de Jalisco y del Colectivo Tómala; entre otros. Ahí, los asistentes cantaron al unísono el Himno Nacional en dos ocasiones.

“Hoy nos hemos reunido todos los ciudadanos de manera plural para convocarnos a estar vigilantes de la defensa de la soberanía nacional y de nuestro país. Es necesario que independientemente de los colores o de las formas de pensar todos tengamos como divisa la defensa del país, por eso tenemos que estar vigilantes no sólo de lo que hace el Gobierno Mexicano y su representación para defender los intereses nacionales, sino de lo que tenemos que hacer todos nosotros para defender al país: las instituciones, las universidades y sobre todo la gente”, dijo el Rector General de la UdeG, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla.

La marcha tuvo una participación de entre 10 mil y 12 mil personas, según cifras de Protección Civil, de la Fiscalía del Estado y de la Secretaría de Movilidad. Maestros y alumnos marchaban codo a codo exigiendo el respeto a los connacionales que residen en el extranjero: “Los seres humanos no somos ilegales”, se escuchaba. Y no faltó el humor negro. Un Donald Trump con patas de gallina y cuerpo de chamuco, encarnaba la maldad que hace temblar a la comunidad mexicana y latina en los Estados Unidos. O el tradicional ranchero mexicano con calzón de manta y sombrero ancho, símbolo de la pobreza causada por el imperialismo.

Jesús Medina Varela, presidente de la FEU, aclaró que esta marcha no se realizó para apoyar políticamente a ningún personaje, sino que su motor fue promover la unidad de México. Agregó que los estudiantes coinciden en las causas que abanderan diversos grupos que realizaron otras manifestaciones por temas nacionales, “pero hoy más que nunca México debe estar unido, nosotros decimos no al muro”, dijo   

Enrique Velázquez González, secretario general del Sindicato de Trabajadores Académicos de la UdeG (STAUdeG), señaló que Trump representa una amenaza no sólo para México, sino para todo el mundo: “Tenemos que buscar la unidad nacional, sí atendiendo los problemas internos, pero también defendiendo nuestra soberanía. No queremos más Hitlers, ni Mussolinis, ni Trumps. No queremos el racismo ni la xenofobia”, señaló el líder sindical.

“La Universidad siempre ha estado cerca de las causas sociales, y particularmente en ésta, en la que la unidad nacional es fundamental, ante las amenazas a la soberanía que vive nuestro país por parte del presidente de los Estados Unidos. La soberanía nacional también es el respeto a los connacionales que viven en aquel país, a los mexicanos que viven en todo el mundo”, dijo por su parte Héctor Raúl Pérez Gómez, director del Hospital Civil de Guadalajara.

“Salimos para expresar nuestro malestar por las declaraciones y acciones que ha tomado el gobierno estadounidense contra los connacionales. Ese discurso agresivo contra una comunidad que ha demostrado ser trabajadora, unida y fuerte, que le ha dado muchísimo a la sociedad mexicana”, aseguró Javier Espinoza de los Monteros Cárdenas, director del Sistema de Educación Media Superior (SEMS).

Héctor Castañón, del Colectivo Tómala, consideró que se deben buscar las condiciones para construir unidad: “No vamos a dejar que sigan tomando decisiones en contra del pueblo mexicano”.

UdeG con las puertas abiertas para estudiantes deportados
La Universidad de Guadalajara recibirá con las puertas abiertas a los jóvenes que pudieran ser deportados de los Estados Unidos a México, para que continúen con sus estudios, apuntó el Rector General, quien confirmó que ya compartió estas inquietudes con el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y con el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz.

“Vamos a desplegar la capacidad de la UdeG en todas las regiones del estado para que, si hubiera estudiantes que fueran deportados, ocupen un lugar. Vamos a abrir espacios al límite de nuestras posibilidades. Como llegarían a grado superior y no a primer grado podremos recibir mayor número. Nosotros tenemos relación con la mayoría de las universidades de Estados Unidos y vía electrónica nos podrán mandar el kardex y la situación escolar del alumno”, especificó Bravo Padilla.

Afirmó que continuarán con la convocatoria ciudadana de manera periódica y estarán al pendiente de cómo marcha la relación bilateral y de las acciones que tome el gobierno mexicano. No descartó la posibilidad de que la UdeG convoque a más movilizaciones.



Nota publicada en la edición 913