Foto: José María Martínez

Entrevista

Froylán Enciso


Por Julio Ríos
23 Noviembre 2015

Las drogas en México fueron legales en varias épocas, pero la historia oficial se ha empeñado en sepultar aquellos capítulos. Conocer esos antecedentes sentará las bases para discutir razonadamente en el debate que se abre en México sobre la legalización de la mariguana y quizá de otros enervantes, explica el periodista e historiador Froylán Enciso. “Esta discusión no es nueva”, explica.

El periodista sinaloense, quien presentó en el CUCSH su libro Nuestra historia narcótica. Pasajes para (re)legalizar las drogas en México, explica que los grupos de poder fáctico vieron en las drogas un gran negocio. Aunado a las presiones del gobierno de Estados Unidos de América para imponer en México la política prohibicionista, el presidente Lázaro Cárdenas tuvo que recular, a pesar que había legalizado el consumo de drogas durante algunos meses en 1940.

“Ese es el origen de la tragedia en que estamos metidos. En México ya somos muchos los mexicanos que estamos hartos de un sistema de cosas que solamente beneficia a políticos corruptos y a capos violentos.

Es momento que ya la ciudadanía está buscando otras opciones para enfrentar los fracasos de la mal llamada guerra contra las drogas. De ahí viene el hecho de que algunos activistas por la paz en México estén explorando nuevas políticas, nuevas formas de enfrentarnos a nuestra relación con las drogas”.

¿Cuál sería el escenario con esta posible legalización?
En caso de que llegaran a legalizar efectivamente las drogas, no solamente la mariguana como ahora ocurre con el amparo que otorgó la Suprema Corte de Justicia, lo más posible es que aumente la disponibilidad de drogas, lo cual es un reto para las comunidades culturales y pedagógicas de este país. Necesitamos transitar de esta educación para la abstinencia, del “di no a las drogas”, a una educación en la que se le dé la información a nuestros niños, a nuestros adolescentes, sobre cómo usar responsablemente las drogas.

Algunos de los argumentos que señalan los opositores a la legalización de los enervantes es que no hay suficiencia en el sistema de salud y que se dispararían otros delitos…
Ante la ansiedad que provoca que aumente la disponibilidad de drogas, creo que también debemos tener mejores políticas educativas que nos ayuden a hacernos más responsables. También hay ansiedad respecto a qué se van a dedicar las comunidades campesinas y los jóvenes que están bajo la esfera de influencia del crimen organizado. Es urgente que desde el gobierno y desde la sociedad misma empecemos a diseñar políticas de desarrollo, a proveer de oportunidades, tanto a los jóvenes que están bajo influencia del crimen organizado, como a los campesinos que transitarán de haber producido plantas ilegales hacia mercados legales, que permitan por fin cumplir el sueño de tener un trabajo digno.

¿Avizoras que en un corto plazo sea posible la legalización de esta droga en México?
Pronto el autocultivo para el uso de la mariguana se sustentará en alguna jurisprudencia en el ámbito judicial. En cuanto al uso de la mariguana para uso medicinal, hay muchos legisladores en la Ciudad de México, en la Cámara de Diputados y senadores, que buscan esquemas legales para permitir esos fines terapéuticos. Creo que no vamos a necesitar esperar a la nueva generación y vamos a ver la legalización de otras drogas. Creo que es posible, porque como historiador sé, y esa ha sido mi aportación con libros, que las drogas ya han sido legales en México y eso fue lo que permitió que no hubiera tanta corrupción y violencia.



Esta discusión no es nueva
Nota publicada en la edición 859


Otros temas de interés

20 / Noviembre / 2017

13 / Noviembre / 2017

6 / Noviembre / 2017

6 / Noviembre / 2017

30 / Octubre / 2017

23 / Octubre / 2017

2 / Octubre / 2017