Foto: Jorge Alberto Mendoza

Cine

Cortometrajes tapatíos


Nuevas producciones de cortometrajes se rodarán en Guadalajara y algunos puntos de Jalisco, con distintos apoyos que otorga el Departamento de Imagen y Sonido (DIS) del CUAAD

Por Víctor Rivera
13 Abril 2015

Serán siete los proyectos que se filmarán en diferentes zonas de Guadalajara, y uno más en la sierra del municipio jalisciense de La Manzanilla, como resultado del impulso que el Departamento de Imagen y Sonido (DIS) del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) da a alumnos de la licenciatura en Artes audiovisuales en cuestión de desarrollo del trabajo y seguimiento. Dos de estos trabajos son coproducidos con la escuela de cine de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y el rodaje se llevará a cabo en los próximos tres meses.

Blanca Álvarez Pulido, coordinadora de la licenciatura, recalcó que ésta será la primera ocasión en la que se realiza una colaboración con el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y que se materializará en los cortometrajes Fotografía de una bruja, dirigido por Delia Luna y producido por Nancy Cruz, y Mariachi nights de la misma Nancy Cruz, producido por Delia Luna y Natalia Martínez.

Mariachi nights relata la historia de Fernanda, Azuán y Martín, gimnastas que se preparan para los juegos juveniles panamericanos en Guadalajara. Azuán y Martín motivan a Fernanda de salir del hotel de concentración y conocer la ciudad y su mundo, la propuesta narrativa se debate entre regresar a cumplir el plan que tienen o el dejarse llevar por un mundo desconocido.

A su vez, Fotografía de una bruja narra la historia de una fotoperiodista que tiene la asignación de retratar a una bruja, lo que en un inicio le parece algo absurdo, pero al final de la trama, empieza una relación entre ambas que deriva en una reflexión sobre el encuentro de dos mundos.

“Una de las constante en el DIS es llegar a la reflexión”, argumenta Marcela Sevilla, directora del cortometraje Don Yeyo. Agrega que la mayoría de los trabajos se guían por esto y que muchos de los jóvenes que colaboran retratan ciertas peculiaridades de cada individuo.

“En mi caso creo que está la situación del redescubrimiento, como del volver a empezar, como de estos momentos de encontrarte de nuevo, donde no eres nada y otra vez tienes que empezar de nuevo. Mi trabajo tiene humor, ahora es menos cómico, tiene un tinte más agridulce, en realidad es un drama que da risa por contraste, hay reflexión. Es chistoso porque suceden cosas que caen en lo ridículo”.

Por su parte, Arturo Baltazar, director de Noctámbulos, relata que el proceso creativo en cada uno es diferente. Su proyecto documental Retrato de mi abuela participó en el Festival Internacional de Cine de la UNAM y él comenta que eso le ayudó a nutrir su proyecto actual, que está basado en ficción: “El documental se puede nutrir de la ficción y viceversa”.

Arturo resalta la importancia del trabajo en equipo que se ha logrado en todas las producciones y dice que un ejemplo de ello es el proyecto KINOLAB GDL que es una especie de festival basado en un laboratorio de cortometrajes, en el cual la experiencia y visiones de cada participante nutren los trabajos. “Nosotros como alumnos del DIS estamos involucrados y justo es un poco de cambiar la dinámica, allí mismo se exhiben los trabajos. Hace como un mes tuvimos la segunda edición y nos fue muy bien, tuvimos diez trabajos”.

Los demás proyectos que se filmarán son El prestigio de los besos, de Omar Robles; Bestia de José Permar; Pastillas para el cáncer común, de Esteban Chaires, y En el estacionamiento, de Juliana Orea.



Nota publicada en la edición 829


Otros temas de interés

28 / Octubre / 2019

30 / Septiembre / 2019

23 / Septiembre / 2019

4 / Marzo / 2019

11 / Febrero / 2019

4 / Febrero / 2019

28 / Enero / 2019