Estudiantes del CUAAD

    276

    Estudiantes de diseño gráfico e industrial, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), elaboraron un plan de mejora de la imagen de la planta automotriz de Honda, ubicada en El Salto, Jalisco, luego de un taller de vinculación con dicha empresa, en el que participaron cuatro proyectos, y el suyo fue el elegido.
    El siguiente paso es firmar un convenio para la elaboración del proyecto ejecutivo, lo que podría darse en las próximas semanas.
    Uno de los participantes, Quetzatcóatl Ramírez Jiménez, recién egresado de la licenciatura de diseño gráfico, explicó que los trabajos consistieron en presentar una fachada de la planta, sus accesos y señalética, entre otros aspectos.
    “En este trabajo participamos diseñadores industriales, gráficos y arquitectos. La labor más ardua fue la de estos últimos, ya que tuvieron que diseñar el acceso, el estacionamiento (el general, para camiones y trailers), las rutas viales, tanto para autos como para peatones, parabuses, así como la caseta de ingreso y la iluminación”.
    Indicó que el trabajo de diseño industrial incluyó lámparas, botes de basura, bancas. Los diseñadores gráficos fueron los encargados de crear la señalización del lugar, desde el ingreso (para hacerlo más seguro), hasta la señalética utilizada en el interior.
    Alejandro Marrón, estudiante de diseño para la comunicación gráfica, explicó que el trabajo tuvo como base la filosofía de la empresa, por lo que utilizaron materiales que usa la compañía, sus elementos corporativos, colores y formas, que fueron integrados al medio inmediato, que en este caso es el municipio de El Salto.
    “Además buscamos brindar aspectos de seguridad y estética, en espacios funcionales dentro de un proyecto integral”.
    Jesús Valdivia, de diseño industrial, expresó que en la escuela aprenden a conocer lo que deben hacer cuando egresen y cómo aplicar criterios y tomar decisiones.
    Para la estudiante de diseño gráfico, Diana Ibarra, la experiencia fue enriquecedora.
    “Te manejas en un ambiente real distinto a lo que hacemos en el aula, pues en la práctica te encuentras con obstáculos que no imaginabas”.
    Otra de las lecciones importantes que aprendieron fue haber trabajado en equipo, ya que muchos no estaban acostumbrados a laborar de manera interdisciplinaria, según explicó Juan Borges, de diseño industrial.
    “Lo más importante fue el trabajo en equipo, sobre todo cuando tienes que resolver los problemas de la empresa al respecto y establecer una dinámica al interior de un grupo integrado por personas de diferentes áreas”.
    En esta cuestión coincide Mario Sánchez, de diseño industrial, quien propone que “estas actividades sean realizadas a partir de los primeros semestres de la carrera”.
    Para Estefanía Vázquez, alumna de diseño grafico, lo más importante fue la vinculación entre la Universidad y las empresas.
    “Me gustaría que abrieran más ese campo, para reflejar la capacidad que tenemos como alumnos y para que estos proyectos nos den la experiencia que necesitamos al momento de egresar”.
    Uno de los arquitectos participantes en el proyecto fue Alberto Ruiz, quien considera que lo primordial fue que trabajaron en un diseño integral, aspecto que les ayudó a reafirmar lo que sabían y a manejar proyectos reales.