Enrique Dussel

58

El escándalo de los “Panamá Papers” no sólo es el culmen de la corrupción política, sino demuestra que persiste el modelo depredador que instrumentaliza a las personas como medios para acceder a grandes fortunas saqueando al pueblo, consideró Enrique Dussel, prolífico ideólogo de la Filosofía de la Liberación Latinoamericana.

“Mi teoría política explica por qué hay ‘Panamá Papers’ y por qué la corrupción ha llegado a tal nivel en el que la burocracia política, pensando en sus intereses, ha creado una serie de paraísos fiscales donde puede ocultar su riqueza”, afirmó el pensador argentino durante la apertura del ciclo de conferencias titulado “Filosofía y política de la liberación. Reflexiones sobre el pensamiento de Enrique Dussel” y en el que varios especialistas analizaron las matrices teóricas de su propuesta científica.

“Entre algunos políticos de los que se han destapado (en el escándalo ‘Panamá Papers’), está Mauricio Macri (presidente de Argentina con ocho empresas de su familia en paraísos fiscales). Entonces, ayer en una clase, les decía: soy profesor de Ética. Nunca hay que gozar el mal del otro, pero hay casos en que sí; muy concreto en lo que le está pasando a Macri. Todo lo que se le viene encima a este ladrón del pueblo que engañando con la mediocracia ha logrado una mayoría y está borrando lo que con mucho sufrimiento ha obtenido el pueblo”, dijo el filósofo entre risas del público.

Dussel ha sido un severo detractor del modelo represor en el que las personas se vuelven solamente instrumentos de los poderosos. Este modelo que ya criticaba Fray Bartolomé de las Casas —que identificaba al indígena como un objeto de uso para afianzar la superioridad económica europea—, sigue vigente en pleno siglo XXI, señaló el filósofo en entrevista.

“Ahora los indios somos todos. México es explotado hoy, y estamos neocolonizados de forma evidente. Y América Latina  está luchando de nuevo por su segunda emancipación. Estados Unidos ahora es la potencia, ya no es España. Lo interesante es que esto se viene diciendo hace cinco siglos y hay que situarse en una tradición. Bartolomé de las Casas, en 1514, pocos años después del descubrimiento, así llamado, que es una invasión de América, ya empieza a plantear la crítica a lo que estaban haciendo, al colonialismo, que estamos viviendo 500 años después”.

¿El crimen organizado, la clase política, aprendieron a instrumentalizar a las personas también?
Eso es toda la política. La corrupción forma parte de la burocracia política. Ahora mira, con los “Panamá Papers” que se ve cómo los políticos mismos hacen política para sacar provecho haciendo sus instituciones en paraísos fiscales, explotando al propio pueblo del cual dicen que son representantes. Estamos en la culminación de la corrupción. Pero eso hay que mostrarlo con una política coherente que tenga categorías para criticar no lo anecdótico, sino también la concepción de la política moderna.