En pie de guerra

80

En Jalisco los maestros están agrupados básicamente alrededor de tres posturas frente a la Reforma Educativa y las leyes secundarias, promulgadas el pasado 10 de septiembre. De acuerdo a Rodolfo Villegas, maestro jalisciense que se sumó a la protesta: “Estamos los que nos manifestamos en contra, los que se manifestan a favor y los que no dicen nada, ya sea porque se sienten conformes con la situación actual, por falta de información o por apatía”.

Los que se oponen a ella por considerarla una reforma de carácter más laboral que educativo, se han manifestado en las calles de distintas ciudades y dicen sentirse sin representación por parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), al que están agremiados.

Estos profesores, al igual que los de la Coordinadora Nacional (CNTE) que protestan desde hace días en la Ciudad de México, exigen que las leyes, incluyendo la del servicio profesional docente, den marcha atrás y no surtan efecto.

La primera manifestación en Guadalajara ocurrió el pasado 7 de septiembre, con cifras de asistentes que van desde los 600 maestros hasta los 8 mil, que marcharon en varios contingentes que partieron de diversos puntos de la ciudad, el principal de la Glorieta de la Normal hacia Palacio de Gobierno.

Entre estos profesores acudió Laura García, maestra de primaria en la Zona Metropolitana de Guadalajara, quien con sus compañeros gritaba las consignas con las que pretendían hacerse escuchar: “Esta lucha va a llegar a la huelga nacional”.

En la marcha del sábado se acordó el paro que llevaron a cabo el pasado miércoles en centros escolares de distintos municipios, como Lagos de Moreno, Puerto Vallarta, Ocotlán, además de los de la ZMG.

Mientras las autoridades reportaron sólo algunas escuelas en paro, los organizadores del Movimiento de Bases Magisteriales (MBM) Jalisco, quienes encabezan a los manifestantes, reportaron más de mil escuelas en las que los maestros se presentaron pero no recibieron a los alumnos.

El Movimiento Bases Magisteriales afín a la CNTE, aunque a ellos se unieron los maestros del SNTE Jalisco que no se sienten representado, exigieron que se convocara a consejo del Sindicato Nacional en Jalisco para remover al secretario actual, Miguel Rodríguez Noriega.
La petición la hicieron los profesores manifestantes, quienes exigieron en el Auditorio de la sede de la sección 47 del  SNTE Jalisco, una explicación clara de los beneficios de la ley, al tiempo que acusaban a Rodríguez Noriega —ausente en el lugar— de no luchar por los derechos de los profesores.

En Jalisco hay dos secciones sindicales: una que representa a los trabajadores de la educación adscritos al sistema estatal —sección 47— y la otra a los del sistema federal —sección 16—, esta última liderada por Flavio Humberto Bernal Quezada. Ambos dirigentes han insistido en que la Reforma Educativa no afecta a los trabajadores.

Los profesores inconformes tienen previstas reuniones durante estos días en las que irán definiendo las acciones siguientes, pues entre ellos existe también debate sobre si seguir los movimientos de la CNTE a nivel nacional, o tomar sus propias acciones. Incluso persiste entre ellos la idea de una huelga a nivel nacional, como lo aseguró en días pasados el vocero de MBM Jalisco, Juan Carlos Banderas.