En la Casa del maestro

325

“Estas últimas semanas han sido muy emotivas, porque ahora todos recuerdan a mi padre, y me enorgullece que sus tres ciudades, que tanto amo, lo celebran: como lo es Zapotlán, Guadalajara y México”, dijo Orso Arreola, hijo del escritor y director de la Casa taller literario Juan José Arreola, la cual celebrará su primera década.

Orso Arreola comentó que prepara la edición de dos libros, uno de poemas “que he recopilado y que escribió mi padre desde joven; los he reunido en un solo tomo”, y el segundo más íntimo, ya que será un acervo fotográfico donde se relatará su vida tanto en Ciudad Guzmán, Guadalajara y México.

En cuanto a las facetas que más le gustan de Arreola, dijo que “en este centenario queremos recordarlo no sólo como escritor, sino como maestro. A mí me gusta la parte más lúdica, de juego, de su forma de ser. Antes decíamos la bohemia. Me gusta el Arreola ajedrecista, el Arreola actor, irónico de la lengua. Pienso que lo mejor de sus textos, de su libro Confabulario, es su parte irónica y toda su relación con la mujer”.

Pero, además de los festejos del centenario, celebrarán al museo y Casa taller, en la que un día fue la cabaña de su padre, en Ciudad Guzmán: “Estamos muy contentos, porque celebraremos a la par estos diez años, y tendremos muchas actividades muy diversas, porque este es un espacio donde se respira y se vive a mi padre, Juan José Arreola”.

Las actividades darán inicio el sábado 24 de febrero, con la inauguración por parte de Miriam Vachez, el presidente municipal de Zapotlán Alberto Esquer, así como los escritores Jorge Souza y Ricardo Sigala, quienes darán una charla sobre el autor de Inventario, además se inaugurará la exposición pictórica “Un rostro… una historia”, de Mónica Barragán.

Sin embargo, más allá de los festejos, la obra de Arreola sigue vigente, “de manera amplia, suficiente y bastante”, dice Orso. “Es muy interesante ver cómo se sigue traduciendo su obra, estudiando y leyendo; el primer sorprendido sería Juan José Arreola de ver lo que está ocurriendo en la actualidad”.

“En ese sentido —continúa—, lo que ha sido la aportación de Arreola como escritor a mediados del siglo XX fue crear un nuevo sesgo literario en México, veníamos de la novela de la Revolución mexicana y al país le hacía falta mucho oxígeno: él abre la puerta a una nueva corriente de la literatura fantástica y se convierte en un creador de nuevas generaciones de escritores. No es un escritor pasivo, sino que es un maestro. Es un generador de escritores”.

Destaca el taller que se realizará los días 2 y 3 de marzo por parte de Fernando de León, y la presentación deel libro Un sol que llena tus pupilas de Pedro Mariscal, mientras que el 23 de marzo será el turno de Reencuentros. Antología personal de Martha Cerda.

Orso Arreola, finalmente, anunció que la Secretaría de Cultura destinará un recurso para la remodelación de la cabaña, para equiparla un poco más, aunque hay que señalar que la casa, ubicada en la colonia Loma del Barro, se encuentra intacta, tal y como la dejó Juan José Arreola.