El ritual del asombro

504

Lejos de las troupes de caravana que arrastraban fieras enjauladas y jamelgos con plumeros, y a gran distancia de las millonarias producciones de franquicia del Circo del Sol, existe otra forma de creación mucho más cercana que consigue empatar con nuestros pequeños grandes universos y su caos.  El circo humano que se produce hoy en el mundo, especialmente en América Latina, conecta con una visión social esperanzada, con ese corazón periférico que guarda la creación artística y que permite redescubrir, en la multiplicidad de posibilidades del cuerpo, una forma alternativa de convivencia, de sentarnos a compartir para comulgar en el festivo ritual del aplauso y la sorpresa. Es el caso de Fuera, de la artista argentina Leticia Vetrano, que abre la cuarta edición del Festival Periplo.

María se parece mucho a todas. María se apellida Peligro y es una mujer sola. María se arriesga a cada paso, porque su vida es un acto de circo. El día de su cumpleaños María decide honrar su apellido y dar un giro a su vida cegando la celosa mirada del retrato de sus padres. Valiéndose de las habilidades y destrezas físicas —propias del clown y del silencio—, María presenta su historia que, como la de los payasos, se cuenta desde la dramática tristeza en la que todos nos encontramos, para luego sorprendernos con el necesario gesto del humor, de aquella risa que no se deja intimidar ni por la soledad. María es Leticia Vetrano, artista circense de origen argentino que estará en Guadalajara para presentar el 23 de junio su espectáculo Fuera, como parte de la programación de la cuarta edición del Festival Periplo que organizan las principales compañías de circo de Guadalajara: Bravísimo, Circo Dragón y Cirko Alebrije, encabezados por Juan Méndez y Cynthia Delgadillo, quienes además están al frente del Foro Periplo, sede principal del evento.

Con cuatro años de trayectoria, Periplo ha conseguido llamar la atención y despertar el interés no únicamente del público familiar que espera el verano para acudir al Foro Periplo y al Laboratorio de Arte Variedades (LARVA), donde se concentra toda su programación, sino además de muchos artistas escénicos que han encontrado en las disciplinas del circo contemporáneo, lenguajes y efectivas formas de comunicación con las cuales renovar su trabajo teatral, dancístico o incluso musical.

Del 19 al 26 de junio Periplo ofrece espectáculos, concursos, talleres, seminarios y diversas actividades que tocan las principales disciplinas del circo actual: malabares, aerealismo, clown, magia, música, virtuosismo físico, pulsadores y gráciles acróbatas que no sólo buscan provocar el asombro, sino establecer contacto con el público a partir de diversos caminos que tienen que ver con la narrativa del cuerpo, las metáforas compartidas, el anhelo común del vuelo y la risa.

Además de Vetrano, y también de Argentina, se presentará el artista Tomi Soko con La Ceremonia, un espectáculo de malabarismo y teatro físico; el aerealista de Canadá Jonathan Fortin y la contorsionista mexicana María Ross, quienes además de sus presentaciones individuales estarán acompañados de artistas nacionales y locales en una gran Noche de Gala el sábado 25 en el LARVA. Otro de los grandes atractivos de la programación de esta edición es la V Competencia Nacional de Malabarismo IJA-México que cada año convoca a destacados ejecutantes nacionales y extranjeros.

La programación completa puede consultarse en la página www.elperiplo.com y los boletos pueden adquirirse en Foro Periplo, calle Prisciliano Sánchez 790.