El cerebro y sus múltiples tareas

288

Investigadores del Instituto de Neurociencias del CUCBA y de la Tromso University, de Noruega estudiaron el funcionamiento de cerebro ante estímulos visuales con contenido sexual y la realización de tareas. El resultado: no hay efectos en la ejecución, pero sí diferencias en su procesamiento

Una persona podría minimizar su relevancia científica y considerarlo como “porno-ciencia”, pero esto va más allá, se trata de estudios con los que se busca conocer cómo funciona el cerebro cuando hay activación sexual y como se planea o se toman decisiones.

Un interés que motivó la investigación, es que la activación sexual afecta tareas cognitivas, de acuerdo con estudios previos realizados en el Instituto de Neurociencias del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), uno de los pocos en el mundo donde efectúan trabajos de registro de actividad eléctrica cerebral en conducta reproductiva.

La investigadora del Laboratorio de Neurofisiología de la Conducta Reproductiva, Claudia del Carmen Amezcua Gutiérrez, explicó que el procesamiento y detección de estímulos sexuales, así como diferentes aspectos cognitivos como la toma decisiones o planeación involucran a la corteza prefrontal.

Por lo tanto se preguntaron: ¿El cerebro a que le va hacer más caso, si existen estímulos que activen sexualmente, y posteriormente se realiza una tarea cognitiva?, indicó Amezcua Gutiérrez, quien agregó que su interés fue conocer el procesamiento. Su hipótesis consistía en que la activación sexual podría inhibir la buena ejecución de la tarea.

Trabajo y resultados
Fueron reclutados 63 participantes heterosexuales de 18 a 30 años de edad, quienes  fueron divididos en tres grupos; cada uno observó —respectivamente— por cinco minutos un video neutro, otro erótico y otro agresivo. La meta fue observar el grado de acoplamiento cortical de electroencefalográficos (EEG).

De acuerdo con los resultados, “el video erótico generó tanto activación general como activación sexual, mientras que el video agresivo fue evaluado como desagradable y también generó activación general”.

Otra conclusión importante es que no encontraron efectos en la ejecución. Los tres grupos realizaron bien su tarea.

No obstante, sí hubo cambios en el grupo que observó el video erótico, ya que su cerebro trabajó diferente, es decir, hubo una desincronización de las áreas frontales y cada una realizó una labor por su cuenta.

Con base en esto, la académica infirió que puede ser que “el área frontal derecha se va encargar más de procesar el contenido emocional del video, y (el correspondiente al de) la izquierda, a las estrategias a seguir en la tarea”.

El estudio fue denominado “Efecto de la Activación Sexual sobre el Acoplamiento Cortical Durante la Ejecución de la Tarea de Torres de Hanoi en Hombres Jóvenes”. Participaron estudiosos de la UdeG y de la Tromso University, de Noruega; tuvo una duración de dos años y fue publicado en The Journal of Sex Research, en 2016.

Aplicaciones
Estos datos son producto de investigación básica, por lo que podrían contribuir al mejor entendimiento de los mecanismos a nivel cerebral que subyacen al efecto de la activación sexual sobre los procesos cognitivos implicados en pruebas como las torres de Hanoi.

Al observar que existe un efecto de la activación sexual en la funcionalidad cerebral y el procesamiento de algunos aspectos cognitivos, como el seguimiento de reglas, planeación, memoria y toma de decisiones, es posible suponer que repercutirá en situaciones de la vida cotidiana, por ejemplo, ante una activación sexual cerebral una persona podría no evaluar riesgos o consecuencias como embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, entre otras.

El siguiente paso es realizar otro proyecto de investigación para que individuos realicen tareas cognitivas casi de manera simultánea con estímulos eróticos.

Tales estudios permiten entender cómo se capta y procesan los estímulos con el fin de determinar si hay alguna patología, y a futuro establecer terapias a forma individual o en pareja.