El abandono de los recuerdos

344

El transcurso del tiempo conduce hacia una mirada reflexiva, atenta a lo que se ha vivido a través de los años. La Barranca plasma en su nuevo disco ese instante, preciso y, quizá, siempre sorpresivo, que juega con la memoria, con los recuerdos, sin caer necesariamente en la nostalgia.

Eclipse de memoria es un álbum que nace de la inmediatez, de una serie de presentaciones acústicas efectuadas aproximadamente hace un par de años, en conjunto con el proyecto Mitocondrias, de José Manuel Aguilera, guitarrista y voz de La Barranca.

“Quería que las canciones hablaran de otro tipo de cosas. Crecemos y maduramos, y el significado del tiempo se vuelve algo que está más presente”, explica Aguilera.

Añade con el espíritu que impregna a este disco: “No somos unos niños que están pensando en la fiesta del fin de semana. Somos músicos que tenemos un buen tiempo tocando, con otro tipo de preocupaciones personales vinculadas con el proceso de crecer”.

En Eclipse de memoria está impreso un recorrido de vida, experiencias personales y colectivas, que hacen de este álbum un acercamiento justo al momento que cruza La Barranca.

“Las canciones tienen una estructura más abierta (mi objetivo es la claridad)”, explica José Manuel Aguilera, quien además precisa: “Buscamos provocar una emoción, tal vez una reflexión”.

Canciones como “El alma nunca deja de sentir”, “En cada movimiento”, “Campos de batalla”, “Flores de invierno” (quizá el mejor corte en esta grabación) y “Ante la ley”, dan personalidad a Eclipse de memoria. “Estamos hechos de recuerdos. Eso nos define. Pero también hay una posibilidad de olvidarlos, un momento de abandono, y eso puede ser un eclipse de memoria”, concluye José Manuel Aguilera.