El Instituto Electoral cuestionado

955

La presencia de al menos 20 comisionados distritales del Instituto Electoral del Estado de Jalisco (IEEJ) relacionados con el Partido Acción Nacional (PAN), al ser miembros adherentes o activos de ese organismo, además de un abogado del blanquiazul como secretario de acuerdos del Tribunal Electoral, son motivo de la controversia entre lo ético, lo legal y la esencia de las instituciones que se suponían ciudadanas. El hecho fue dado a conocer por el noticiario Frecuencia Noticias, de Radio Universidad de Guadalajara.
En el artículo 155 de la Ley electoral del estado de Jalisco no se menciona que los comisionados distritales no deban ser militantes o adherentes de un partido, lo que ha dado paso a la inclusión en el IEEJ de estas personas, que omitieron dicha información en su currículo.
Sin embargo, la consejera Rosa del Carmen ílvarez López asegura que los designados “cumplen con todos los requisitos y en su mayoría tienen experiencia electoral”. El delegado del Comité ejecutivo nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Jalisco, Manuel Cavazos Lerma, ha explicado que no es cuestión de interpretación: “la ley es muy clara. Se trata de organismos ciudadanizados. Hay que cuidar que efectivamente lo sean, de otra manera se estaría violando el espíritu de la ley”.
El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Samuel Romero Valle, indicó que buscarán que se haga una investigación y si se comprueba que es cierto, “lo vamos a denunciar”.
El representante del PRI en el IEEJ, Guillermo Gómez Reyes, dejó en claro que con la inclusión de personas vinculadas a un partido en un órgano ciudadano, se corre el riesgo de que la población pierda la confianza en el IEEJ.
Eduardo Rosales Castellanos, presidente del PAN, ha mencionado que los nombramientos son legítimos y amagó con impugnar una lista de más de 40 personas. Los partidos, apuntó, no se pueden decir sorprendidos, ya que también han metido “a su gente” a las comisiones distritales, las cuales están equilibradas no por partidos sino por personas con experiencia electoral.

Presuntos implicados
El Instituto Electoral del Estado de Jalisco eligió de entre más de 300, a 140 comisionados distritales y 140 suplentes.
Los cuestionados en la Comisión distrital 3 son: Mario Flores, panista adherente de Guadalajara; Carlos Guillermo Pérez Bandala, en igual situación; Aldo Alonso Salazar Ruiz, panista activo de Guadalajara, que en 2005 ocupó tres cargos dentro del ayuntamiento tapatío, y Nancy Villalobos Gutiérrez, empleada del ayuntamiento de Guadalajara.
En la comisión 4: Ana Fátima López Iturrios, panista adherente en Zapopan, trabaja en la Secretaría General de Gobierno del Estado; José Mauricio López Iturrios, quien carece de antecedentes en el PAN, pero que compitió y quedó en el cargo, y Silvia Vázquez López, panista adherente en Jalostotitlán.
En la comisión 5 está Juan Manuel Chávez Martínez, panista adherente en Villa Hidalgo y empleado en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
En la comisión 7 Rafael Víctor Alemán Caballero y Georgina Guadalupe Núñez Limón, esta última, militante del PAN en Guadalajara.
En la comisión 8 aparecen Rosa María Mojarro Orozco, adherente del PAN Guadalajara, y Héctor Raúl Solís Gadea, empleado del ayuntamiento de Guadalajara.
En la comisión 9, Enrique Arturo Alderete Ibarra es funcionario electoral y laboró como director del área de Evaluación de desarrollo del estado de Jalisco.
En la comisión 10 están David Insua García, adherente del PAN en Zapopan; Rocío Calzada Cárdenas, coordinadora de la Región 10 de Ameca para la Secretaría General de Gobierno, y Gerardo de Jesús Valdivia Cervantes, coordinador de evaluación de proyectos, de la Dirección General de Políticas Públicas, del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado (Coplade).
En la comisión 16 se encuentra Sonia Lilia Pérez Andrade, adherente del PAN en Guadalajara, mientras que en la comisión 19 se halla Julio César Mendoza Chávez, panista adherente en Zapotlán el Grande.
Además, José Francisco Gómez Pinedo es miembro adherente del PAN y comisionado suplente en el IEEJ.
De todos ellos, cuatro han reconocido su militancia o adherencia al PAN. La dirigencia del partido sostiene que solo uno es activo.
El PRI confirmó que impugnará a nueve, de los cuales está plenamente demostrado que aparecen en el padrón blanquiazul. Pide que les sea revocado el cargo y en su lugar entren los suplentes, pues considera que pueden ocasionar inequidad en el proceso electoral.
Trascendió que los comisionados objetados se organizaban para demandar laboralmente en caso de ser sustituidos.
El documento fue enviado a la dirección jurídica y se podría presentar la determinación en la sesión a celebrarse el 22 o el 23 de febrero, en el pleno del IEEJ. El PRI, en caso de que no sea admitido su recurso, ya plantea la posibilidad de irse al Tribunal Electoral del Estado.

“Un cochinero”: Javier Hurtado

Juan Carrillo Armenta
jcarrillo@redudg.udg.mx

Como de “cochinero” calificó el politólogo de la Universidad de Guadalajara, doctor Javier Hurtado González, la infiltración de al menos 20 comisionados distritales designados unos por el PAN y otros por el PRI, dentro del Instituto Electoral del Estado de Jalisco, lo cual pone en entredicho la imparcialidad y transparencia de cara a las elecciones de julio próximo.
“A final de cuentas, todo resultó un cochinero y todos son cómplices. Lo que más preocupa es que si van a retirar a los infiltrados del PAN y a otros del PRI, ¿quién va a cerrar la puerta? O como dijo Jesucristo: ‘el qué esté libre de culpa que tire la primera piedra’”.
Lo más delicado de este asunto, añadió, es que si los organismos electorales alardeaban que uno de los principios rectores de su administración sería la transparencia, “de manera curiosa y paradójica, el proceso más delicado y que debía exigir mayor cuidado, como sin duda fue la designación de los responsables de organizar y calificar las elecciones en el nivel distrital, lo hayan hecho de manera poco clara. Ese sí que fue un asunto resuelto en lo oscurito. Yo quisiera saber cuáles fueron los criterios metodológicos utilizados para la designación de los comisionados distritales. Sin duda, se trató de un vil acuerdo político de reparto de parcelas”.
Comenta que haber lanzado una convocatoria para elegir a los consejeros electorales fue una “faramalla” porque llegaron al cargo gracias a un partido político. “No tiene ningún sentido sacar una convocatoria sin ningún efecto real hacia la sociedad”.

Artículo anteriorEstudiantes sobresalientes del CUCS
Artículo siguientePersonas ajenas en el CUCS