Doctor Honoris Causa a Francisco Marmolejo Cervantes

518

Por mandato del Consejo General Universitario de la UdeG, Francisco Marmolejo Cervantes, coordinador de educación del Banco Mundial, recibió el doctorado Honoris Causa por su contribución en la internacionalización de la educación superior, la gestión de políticas y modelos de educación superior en diversos países del mundo, la formación de estudiantes y la promoción de la hispanidad en Estados Unidos de América.

“La Universidad de Guadalajara reconoce en Francisco Marmolejo a un referente del ámbito de la educación superior a nivel mundial. Sus aportes han enriquecido la gestión de políticas y el diseño de modelos de educación superior, además de favorecer los procesos de internacionalización de universidades en los cinco continentes. En nuestra institución valoramos su impulso que a lo largo de toda su trayectoria ha dado a la educación superior desde una perspectiva global e incluyente”, apuntó el Rector General de la UdeG, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla al entregar el reconocimiento.

Y agregó: “Muy estimado Francisco Marmolejo, a partir de ahora, usted forma parte de nuestra comunidad universitaria como un miembro distinguido”.

El rector de CULagos, Aristarco Regalado Pinedo, leyó una semblanza del homenajeado. Recordó que este centro fue el que propuso que la UdeG otorgara este doctorado. Además, se proyectó un video sobre su trayectoria, en el cual rectores e investigadores de distintos países se congratulan por este reconocimiento.

El homenajeado ha sido distinguido con el Premio AMPEI a la educación internacional en México, el premio a la Colaboración Académica en América del Norte, otorgado por el CONAHEC (Consorcio de Colaboración de la Educación Superior en América del Norte); el Premio Charles Klasek, que otorga la Association of International Education Administrators (AIEA) por su destacada contribución a la educación internacional y el Premio Carlos Terrés al mérito en el área de Humanidades, otorgado por el CULagos.

Estuvieron presentes en el acto, el Rector General de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Manuel Fermín Villar Rubio; el presidente municipal de Ojuelos, David González; y las autoridades de la UdeG. En representación del gobierno de Jalisco, acudió el Secretario de Innovación, Ciencia y Tecnología, Jaime Reyes Robles.

Sus palabras

“La educación superior se encuentra en una verdadera encrucijada. Es un momento coyuntural que no se había hecho presente en el mundo contemporáneo”, reflexionó Marmolejo Cervantes, al recibir el doctorado Honoris Causa.

En su discurso de agradecimiento, desglosó cifras que reflejan que, a pesar de los esfuerzos de gobiernos e instituciones universitarias, la educación superior sigue siendo un privilegio que se le niega a las clases más desfavorecidas.

“Debemos de reconocer que la equidad de oportunidades para el acceso a la educación superior sigue siendo una factura por pagar. Tan sólo en México, si analizamos la matrícula de ingreso a educación superior en función del nivel de ingresos económicos, la panorámica no es nada halagüeña. Mientras que 89 por ciento de los jóvenes que pertenecen al sector de mayores ingresos se inscriben en las universidades, en el caso de los jóvenes de menos ingresos, sólo 6 por ciento logra estudiar en la universidad”, apuntó el oriundo de Ojuelos, Jalisco.

Entre las causas de esta inequidad figuran los limitados ingresos económicos de las familias, el nivel de estudios, el género o, incluso, en el caso de pueblos remotos lo que denominó como “accidente de la geografía”.

Añadió que el contexto es preocupante en varias regiones del mundo. Por ejemplo, en Medio Oriente poco más del 50 por ciento de los habitantes tiene menos de 20 años, pero 25 por ciento de los jóvenes están desempleados. Para el año 2030, 42 por ciento de los jóvenes del mundo vivirán en África, que denominó como el “gran Continente ignorado”, en el que más de 70 por ciento de los jóvenes viven en pobreza, con menos del equivalente a 30 pesos al día. Ahí la tasa promedio de ingreso a educación superior es apenas de 5 por ciento.

Esto contrasta con la tasa de crecimiento poblacional de países de altos ingresos: “En Italia, la gran noticia en 2016 es que en el pueblo de Ostana nació un niño, por primera vez en 28 años”, resaltó.

Por ello, hizo un llamado a no cruzarse de brazos ni seguir repitiendo fórmulas, no confundir la calidad con la selectividad y procurar que los egresados encuentren oportunidades laborales. “El tiempo apremia y debemos actuar, y pronto”, subrayó.

Artículo anteriorClayton Brothers en concierto
Artículo siguienteRumbo a la NASA