De quince por tres

97

En la última década del siglo XX comenzó una ruta crítica para el sector cultural tanto en Europa como en nuestro continente. Huelgas, cierres, cancelaciones de temporadas y proyectos de compañías con solidez probada, daban la nota diaria. A partir de entonces el sector artístico sigue sin encontrar un equilibrio y en el caso mexicano, con la reforma hacendaria, se suma un golpe más. Sin embargo, este panorama también favoreció el surgimiento de proyectos emergentes que buscan combatir los ataques estructurales que sufre la producción cultural. En el caso específico del teatro, los creadores se vieron intimidados frente al disparo de costes de producción, además de lo incosteable que sigue resultando la renta de un foro. Esta situación llevó al español Miguel Alcantud a crear una fórmula innovadora que se concentra en destacar las características del pequeño formato. Microteatro es una propuesta que nació en Madrid y que posee una dinámica que llaman “triple quince”, que consiste en convocar a quince espectadores para que disfruten de una pieza escénica que se desarrolla en quince metros cuadrados en apenas quince minutos.

En 2008 Alcantud arrancó Microteatro en un antiguo burdel madrileño. En las trece habitaciones del emblemático edificio se presentaban obras cortas que además de compartir el espacio, versaban sobre la misma temática: la prostitución. El éxito que obtuvieron en aquel momento llevó a su creador a sistematizar la ecuación hasta conformarla tal y como hoy se conoce, y se establece en diferentes ciudades del mundo como Sevilla, Málaga, Valencia, Miami, Buenos Aires, Lima, San José, México, DF y Veracruz.

Ahora está a punto de probar suerte en Guadalajara gracias al trabajo de Manuel Delgado, Felipe Curiel y Mariana de León, quienes desde hace mucho trabajan por definir la estrategia para ofrecer este proyecto a la comunidad local. El formato se transmite a partir de la adquisición de una licencia de marca flexible que permite adaptar el modelo a las condiciones de cada ciudad a la que llega. El proceso para obtener la licencia comenzó hace más de dos años y finalmente este 14 de noviembre abrirán la sede de MicroTeatro Guadalajara ubicada en José Guadalupe Zuno 2024. Los jueves y viernes a partir de las 8 pm, los sábados a partir de las 7 pm y los domingos a partir de las 6 pm se ofrecerán funciones de las siguientes obras: Happy, de Miguel Ángel González (España) dirigida por Teófilo Guerrero; El acompañante, de Vicente Ferrer Andrade (DF) dirigida por Jesús Sánchez; Entrevista a un perdedor, de Gabriela Berumen (Guadalajara) dirigida por Mauricio Cedeño; Máquina de escribir, de Felipe Curiel y Alejandro Ramírez (Guadalajara-DF) dirigida por Alejandro Ramírez; De a 2, de Renato Polo (Guadalajara) dirigida por Renato Polo; Sexo de oro, de Mariana Martínez y Martín Román (DF-España) dirigida por Memo Hernández; La sombra de tu sombra, de Gavo Figueira (DF) dirigida por Miguel Lugo y Placebo, de Fernanda del Monte (DF) dirigida por Juan Jo Rubio, todas ellas tienen una temática que gira en torno al dinero.

Para el director escénico Miguel Lugo, participar en Microteatro “resulta atractivo pues permite experimentar con un formato hecho para la intimidad, que demanda a la actoralidad una precisión y contundencia minimal”. En un momento en el que los sistemas de producción escénica se encuentran en crisis, Microteatro es un camino de riesgo que puede dinamizar la escena local con una energía basada en la efectividad que suelen tener las dosis controladas.