Cuatro visiones universitarias

95

Llegó la hora de que el Consejo General Universitario (CGU) decida de entre cuatro candidatos que buscan la Rectoría general de la Universidad de Guadalajara (UdeG), a quien representará a la máxima casa de estudios, durante el período 2013-2019. Se trata de una mujer (por primera vez en la historia) y tres hombres, todos con amplia trayectoria universitaria, también, se han involucrado en diversos espacios de participación social al exterior de la institución.
De acuerdo con el orden en que registraron sus candidaturas, se trata del doctor Héctor Raúl Pérez Gómez, rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS); la doctora Ruth Padilla Muñoz, directora del Sistema de Educación Media Superior (SEMS); el maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, rector del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA); y el doctor Pablo Arredondo Ramírez, rector del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH). También se anotó el doctor Jaime Agustín González Álvarez, director de los Hospitales Civiles de Guadalajara, quien el pasado 22 de enero anunció que se retiraba de la contienda.
 Tal y como lo marcan las bases establecidas por la comisión especial electoral, los candidatos a la Rectoría general presentaron ante el Consejo General Universitario los programas de trabajo que realizarán en caso de ganar. Este tipo de ejercicios fortalece la vida democrática de la institución, a decir de los consejeros que participaron en los encuentros, quienes coincidieron en que los cuatro aspirantes expusieron con claridad la visión que tienen de la máxima casa de estudios.
En un sorteo realizado el 17 de enero por la comisión especial electoral, se asignaron los días para la presentación de las plataformas de los candidatos. A cada candidato se le otorgó una hora para exponer los esquemas de trabajo y otra hora para preguntas y respuestas de los consejeros.
El Paraninfo Enrique Díaz de León, de la Universidad de Guadalajara, fue el escenario donde se reunieron los 183 consejeros, durante dos días. Las sesiones estuvieron encabezadas por el Rector general, doctor Marco Antonio Cortés Guardado; el vicerrector ejecutivo, doctor Miguel Ángel Navarro Navarro y el secretario general, licenciado José Alfredo Peña Ramos.
Los aspirantes acudirán a un encuentro con la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), el  28 de enero, en el Cineforo.
Una vez conocida la plataforma de los cuatro aspirantes, los 183 miembros votarán de manera libre y secreta en la sesión extraordinaria del 31 de enero para definir a quien, en conjunto con la comunidad universitaria, guiará los destinos de la Universidad de Guadalajara a partir de abril.

Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla
Generar una política de vinculación con los sectores productivos del estado, impulsar la matrícula con equidad, diversificar las opciones de licenciatura, fortalecer la Red universitaria, apuntalar un mayor presupuesto para la institución y un programa de austeridad, son algunas de las líneas de acción que propone el maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, candidato a la Rectoría general.
Con maestría en administración pública por la Universidad de Nuevo México, Bravo Padilla esboza de esta manera su perfil: “Me motiva el ánimo de aportar mi experiencia y dedicación, mi esfuerzo y trabajo, que puede ser útil para la conducción del principal cargo de responsabilidad unipersonal que tiene la institución y para la generación de consensos. Mi principal preocupación está alrededor del desarrollo académico”, expresa.
Su “agenda para el desarrollo de la UdeG” consiste en 15 líneas estratégicas, que buscan consolidar “una Universidad incluyente y a la vanguardia del conocimiento”.
Añade que se debe resolver urgentemente el déficit presupuestal, pues la UdeG requiere un tratamiento igual que las instituciones educativas federales, en virtud de sus indicadores. “Hay que aumentar la matrícula, pero antes debemos acordar el financiamiento con claridad, con el gobierno estatal y federal. Actualmente se atiende el 32 por ciento de la demanda. El objetivo será llegar al 50 por ciento. Es una meta ambiciosa, pero los jóvenes de Jalisco esperan un compromiso de esa naturaleza”.
“Se está haciendo una importante inversión en el Centro Cultural Universitario y hay que continuar su construcción y generar recursos que permitan que los centros universitarios y las escuelas tengan sus propios programas de difusión cultural”.

Ruth Padilla Muñoz
Si alguien ha abierto espacios para las mujeres en la Universidad de Guadalajara, es la doctora Ruth Padilla Muñoz. Fue la primera directora de una preparatoria, la primer rectora de un centro universitario y, ahora, la primera mujer que aspira a la Rectoría general.
En 1989 se convirtió en directora de la Preparatoria de Tonalá, y fue la pionera en este tipo de cargos. Después fue directora académica en la Dirección de Enseñanza Superior, de 1992 a 1993 y en el siguiente lustro se desempeñó como la primera directora del SEMS. “Buscaré una Universidad sustentable y sostenible. Tanto en lo académico, en lo ambiental, y en lo económico y financiero. Nuestra propuesta la estamos nutriendo con el diálogo con los universitarios”.
Entrevistada en su despacho del SEMS, Padilla Muñoz se emociona al desgranar los nueve ejes de su plataforma: “Propongo una Universidad cultural, científica y tecnológica. La UdeG ha tomado la promoción cultural, porque el Estado la olvidó. El arte desarrolla sensibilidad estética y forma mejores humanos. Esta concepción de la cultura tiene que ir a las comunidades. Estamos presentes en todo el estado. Un buen ejemplo de cómo hacerlo son el Festival Cultural del SEMS, Juglarías de la Preparatoria de Tepatitlán o la Feria del Huevo, en CUAltos”.
Considera que el proyecto del Centro Cultural Universitario “debe ser concluido en el menor tiempo posible, pues incorpora mayor patrimonio a la UdeG, garantizando mayor sostenibilidad y sustentabilidad”.
Otros ejes de su plataforma, vislumbran una Universidad saludable, competitiva y comprometida con su comunidad, el estado y la empresa. .
“Me gustaría mucho pensar en la madurez del CGU, para que cada consejero consense con sus comunidades lo que desea para la Universidad. Hay perfiles y proyectos y sobre ese tenor, frente a la soledad del voto y la urna, voten en conciencia”.

Héctor Raúl Pérez Gómez
Una Universidad competitiva en el ámbito internacional, con alto compromiso y responsabilidad social, promotora de la identidad cultural, de gestión eficiente y cimentada en valores institucionales como la transparencia, la rendición de cuentas, la inclusión y la vida democrática, es la visión que tiene Héctor Raúl Pérez Gómez, en caso de convertirse en el nuevo Rector general.
En entrevista, el rector del CUCS expone así su aspiración: “Quiero ser rector porque conozco a la Universidad. Me considero un universitario con identidad institucional, convencido de la responsabilidad social que tiene la UdeG. Con ayuda de la comunidad, sé cómo llevarla a la competitividad internacional, y porque siempre me he desempeñado con la más alta transparencia en los espacios directivos”.
Originario de Guadalajara, donde nació en 1963, Pérez Gómez es médico, cirujano y partero por la Universidad de Guadalajara, con especialidad en infectología. Estudió la maestría en ciencias médicas y un doctorado en investigación clínica, también en la UdeG; cursó varios diplomados y es autor de más de 150 publicaciones.
Comenzó su trayectoria docente en 1985, con la asignatura de etimologías grecolatinas en la Preparatoria 2. Fue jefe de la División de Servicios Paramédicos en el Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”, de 2002 al 2006 y director de este mismo nosocomio de 2006 a 2010. Desde 2010 es rector del CUCS.
Su plataforma cuenta con cuatro ejes rectores y 13 líneas de acción: “Velaré por una mejora continua de infraestructura, por el reconocimiento a la trayectoria curricular y productividad de los académicos con una nivelación y rehomologación, y por el acotamiento de brechas y asimetrías entre entidades de la Red”.
También optará por una internacionalización y diversificación de las licenciaturas. “Ya lo hemos hecho en CUCS. Hemos creado nuevas carreras y convenios con instituciones como Harvard o el Massachusetts Institute of Technology (MIT)”.
En el aspecto cultural propone la decidida continuidad del proyecto del Centro Cultural Universitario, crear un Festival Internacional de la Danza y el Ballet, además de fundar la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Guadalajara.

Pablo Arredondo Ramírez
Retomar el concepto de una Universidad pública eficaz, transparente y de servicio público, que extienda sus servicios de atención a la comunidad, con la participación de estudiantes de distintas carreras, es uno de los propósitos de Pablo Arredondo Ramírez, en su búsqueda de la Rectoría general. “Eso nos legítima y nos permite regresar a la sociedad”.

Para el rector del CUCSH son muchos los retos que rodean el quehacer universitario, y los pormenoriza: “Hay que evaluar las condiciones físicas en las que se llevan a cabo las actividades sustantivas de la Universidad, sopesar las condiciones en las que se desempeña la planta académica, desde sus ingresos hasta sus incentivos para desarrollarse y tener bolsas de trabajo que funcionen para los egresados”.
Pablo Arredondo estudió ciencias de la comunicación en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y tiene una maestría en desarrollo internacional de la educación por la Universidad de Stanford. Ingresó a la UdeG en 1984. Fue director fundador del Centro de Estudios de la Información y la Comunicación de la UdeG y fungió como director de la División de Estudios de la Cultura y secretario académico del CUCSH. En su trayectoria externa, fue subdirector de redacción en el diario Siglo 21, articulista del periódico Mural y consejero electoral en el Instituto Federal Electoral (IFE), de 1997 a 2003.
Su perfil lo define así: “Conozco bien los problemas de la UdeG, los pondero con realismo y sé priorizarlos. Tengo la firme convicción de que yo solo no lograría nada. Sólo es posible con el diálogo y la participación de la comunidad”.
Entrevistado en su oficina del CUCSH, Arredondo no oculta su entusiasmo cuando pormenoriza la visión que tiene para el área de vinculación: “Hay que revisar nuestras estrategias de intervención y relación con los sectores productivo, público y organizaciones sociales, y hacer efectivos esos procesos de vinculación como procesos de formación”.
Abunda: “Hay que ofrecer más servicios para la comunidad. El modelo a seguir es como el de los Hospitales Civiles, donde los menos favorecidos puedan ser atendidos por los mejores médicos de la Universidad. En este centro intentamos hacerlo con los bufetes jurídicos. Hay que potenciarlo. Por ejemplo, que los arquitectos incidan en problemas de vivienda, y los psicólogos en centros especializados para problemas que sufre la sociedad”.
En lo cultural, afirma que deben seguir apoyando los grandes proyectos que han colocado a la UdeG en el liderazgo, como la FIL, el Festival de Cine, continuar el Centro Cultural Universitario.
“Uno de los grandes desafíos es garantizar recursos suficientes. Actualmente, 70 centavos de cada peso de presupuesto ordinario se va a servicios personales y lo peor es que son malos sueldos y salarios. Con el resto de los recursos debemos hacer todo lo sustantivo y no alcanza. Debemos tener al menos el promedio de presupuesto por alumno que reciben todas las universidades estatales, que es el doble de lo que recibimos”.
También propone una seria reforma administrativa, con una simplificación en los trámites para comprobación de recursos. “El proceso actualmente es complicado, tortuoso, lo cual desalienta. Hay que bajarle a la burocracia y no es mi opinión personal: esto lo dicen muchos”.