Cuatro corridos

853

Si fijas la mirada allá, muy abajito, distinguirás el pueblo en miniatura, las techumbres de lámina y asbesto, ¿ya las viste?… desciende lento y contemplarás a las morritas que brotan apiñadas de la escuela, míralas con sus faldas tableadas, sus blusas blancas, sus suéteres verde bandera, sus coletas, sus carcajadas, míralas qué sanas, qué robustas, desciende un poco para que avistes sus caderas y sus cinturitas mientras brincan al resorte, atisba sus pechitos redondeados, sus pieles café con leche… los varones como tú las saborean—, tantas morritas en flor, tantas, listas para que las esculques y las tientes, para que elijas a una, la más dulce, la más bonita, la más tierna, y te la lleves lejos, muy lejos…

Este es un fragmento de Las elegidas, la novela de Jorge Volpi en la que recupera el fenómeno de la trata de personas que se da en el pequeño pueblo de Tenancingo en Tlaxcala, asunto que lo obsesionó durante muchos años, tanto, que además de la novela se produjo una película con el mismo título y desde 2013 la ópera Cuatro Corridos que se presentará este lunes 10 de noviembre en el Teatro Diana, dentro de la programación de la Feria del Libro.

Luego de su estreno en mayo de 2013 en el Conrad Prebys Experimental Theater de la Universidad de San Diego, cuyo departamento de música produjo el montaje, Cuatro Corridos recorrió varias ciudades estadounidenses y se presentó también en Tijuana. El viaje continuó con una temporada en el Centro Nacional de las Artes de la Ciudad de México y ahora se presentará en Guadalajara. Se trata de una ópera de cámara que trata de integrar todo el dramatismo de un comportamiento criminal por demás trágico, que además contiene un sesgo de herencia cultural, lo cual en buena parte de la comunidad de Tenancingo y de todo México, se ha vuelto invisible o, peor aún, aceptable. La trata de mujeres en lugares como éste se considera un trabajo al que hay que agradecerle el bienestar económico de la comunidad. Cada año, la Virgen de los Dolores, santa patrona de Tenancingo, además de celebrar con helado y aguas frescas como ofrenda por sus lágrimas derramadas, los padrotes, auténticos dueños del pueblo, le cuelgan milagros de oro en su indumentaria para agradecer los “favores recibidos”, uno por cada jovencita que han conseguido llevar a Estados Unidos para explotarla.

La mirada de Volpi como libretista de esta ópera no termina en la descripción de una de las tremendistas postales que dan cuenta de este oscuro universo, pues consigue un acercamiento mayor que deja ver cómo la explotación no termina ahí, ni es únicamente la que sufren las mujeres. Los campos de fresa, al sur de California, donde cientos de migrantes indocumentados son explotados, es también el destino final de estas mujeres engañadas y secuestradas que llegan ahí para convertirse en esclavas sexuales bajo la custodia y abuso de grupos familiares mafiosos que siguen operando en muchos lugares de nuestro país.

PRESENTACIÓN

CUATRO CORRIDOS
De Jorge Volpi. Teatro Diana
Lunes 30 noviembre 2015. 21.00 hrs