Bailan al ritmo que les toquen

    105

    Danzón, merengue, mambo y salsa cubana fueron los géneros de baile que aprendieron los cerca de 120 asistentes al taller “La expresión corporal a través de los bailes de salón”, organizado dentro del XV Coloquio comunicación, deporte y sociedad, que formó parte del programa académico de la Feria Internacional del Libro.
    El coordinador del taller, Alejandro Mora Ruelas, explicó que el objetivo fue invitar a las personas a la práctica del baile.
    “A veces nos da pena, pensamos que no todos deberíamos bailar, que está destinado a cierto tipo de personas, a aquellos que cuentan con una preparación o a quienes alguna generación anterior les ha transmitido ese conocimiento”.
    Indicó que en el baile, las personas que se han limitado no encuentran nuevas capacidades en sí mismos hasta que logran bailar:
    “Descubren que todo lo que habían querido decir de manera verbal y es reprimido. El cuerpo lo indica. Esto lo he comprobado con alumnos de diferentes edades. Les pido que dejen hablar al cuerpo, pero con la boca cerrada.
    “Si yo quiero levantar una mano con una intención que el cuerpo me demanda, habrá una respuesta de mi pareja, que quizá entienda ese lenguaje. Si a esto le agrego una nota musical, esta pondrá un ritmo y existirá una comunicación que va más allá del baile en sí”.
    El también presidente de la Asociación jalisciense de baile recomendó a los asistentes sentir la música, ya que el oído es secundario. “La piel es lo trascendente aquí, que sientan la música y la vibración”.
    El baile, agregó, ofrece diversos beneficios a quienes lo practican: “contribuye a mejorar la salud, además de la recreación, la socialización con otros” y el crecimiento personal.
    Mora Ruelas recordó que el baile suele no ser considerado un deporte, aunque lo es cuando entra a competencia. En este sentido, lamentó que en México exista la idea de que el deporte no es importante. “Debemos ser un agente de cambio para convencer a la comunidad”.
    Durante el coloquio fue presentado también un cartel alusivo al baile de salón, según las representaciones sociales del mismo.