Alta fidelidad

331

Rob Fleming está a punto de cumplir treinta y seis años y tiene una tienda de discos antiguos en el norte de Londres; una tienda entre cutre y chic donde sólo vende la música que le gusta a él. Y nada más que vinilos, claro está, aunque su negocio, destinado a un público de serios coleccionistas de frivolidades, esté siempre al borde de la bancarrota. Y ahora, además, Laura, su última y fantástica novia, le ha dejado.

Para consolarse, Rob se refugia en la compañía de Barry y Dick, sus inefables cómplices en la tienda, y juntos hacen innumerables y muy masculinas listas de los top del pop: las cinco mejores películas, los cinco mejores episodios de Cheers y las cinco mejores canciones de Elvis Costello.
Alta Fidelidad, de Nick Hornby es un libro sobre las humillaciones amorosas y las rupturas, dolorosamente veraces, lo que hace que este trabajo sea especial, una rara y conmovedora versión del punto de vista de los hombres sobre los asuntos del corazón.

De esta manera, Rob comienza a salir con Marie, una cantante americana. Pareciera que al fin va a cumplir uno de sus sueños, tener una novia contratada por una discográfica, hasta que reaparece Laura. El escenario da vuelcos y todo se convierte en una historia disfrutable y divertida.

Para Susan Moore, de The Guardian, Alta fidelidad es como escuchar un single. Te das cuenta de que es una maravilla desde las primeras notas, y cuando termina quieres escucharlo otra vez porque te hace sentir joven y también adulto, y te deja una inmensa sonrisa en la cara.