Alejandro Botello

546

El lenguaje visual autónomo, dotado de significaciones propias, es el punto de partida para este pintor fascinado por el arte abstracto. Nació en esta ciudad hace 40 años y es egresado de la licenciatura en artes visuales por la Universidad de Guadalajara. Algunas de las exposiciones individuales en las que ha participado son: Sapere aude, Orígenes, Dualidad y Terrenos. Su intervención en muestras colectivas asciende a más de de media centena. Actualmente presenta en el Centro Cultural Casa Vallarta la muestra pictórica Dialéctica, con la cual Alejandro Botello se une a la conmemoración del centenario de la abstracción pura. La exhibición está conformada por piezas de gran formato. Permanecerá hasta el 7 de marzo.

Abstracción
Es un estilo con el cual me identifico por completo. Con el paso de los años he conseguido fortalecer mi carácter como artista. Eso se lo debo en gran parte a las bases que proporciona la formación académica. Creo que en este oficio hay que comprometerse y ser responsable, aunque el panorama sea en muchos momentos difícil y complicado. En definitiva la abstracción me brinda amplias posibilidades de creación.

Sentidos
Con mis cuadros intento provocar los sentidos del espectador. La misión es hacer vibrar a las personas, para que en verdad se propicie una retroalimentación que logre trascender los terrenos del subconsciente.

Exposiciones
Aún recuerdo claramente mí primera exposición. La titulé Un nuevo orden y fue en Ajijic. Allí presenté cuadros de pequeño y mediano formato. Poco a poco fui necesitando más. Ahora con Dialéctica es una experiencia totalmente diferente, porque presento cuadros en dimensiones más grandes.

Dialéctica
La exposición se inspira en la técnica de la conversación. Dialéctica es una invitación para establecer un acercamiento entre el espectador y la expresión abstracta. Por ello los cuadros no son demasiado complejos, sino bastante abiertos, con la finalidad de que puedan ser disfrutados. Desafortunadamente en Guadalajara no hay demasiado apoyo y difusión para la pintura abstracta. Sin embargo, en el Centro Cultural Casa Vallarta me abrieron las puertas, y eso es una buena señal: significa una motivación para seguir trabajando.

Influjos
Los pintores que han sido decisivos en mi obra, son Vasili Kandinski, Joan Miró y Vincent van Gogh, aunque este último no tenga ninguna relación con el arte abstracto. Además me identifico con los pintores mexicanos Manuel Felguérez y Lilia Carrillo. Soy ferviente admirador de su trabajo. No obstante, creo que he conseguido un lenguaje propio en mi obra, y para llegar a ese punto hay que trabajar bastante.

Villaseñor
Iván Villaseñor es un pintor que destaca por su formalidad y a quien admiro por el amor que le tiene a este oficio. Entre ambos realizamos un mural que se localiza en las calles Juan ílvarez y Pípila. Para esto nos contrató una empresa que después patrocinó un catálogo profesional. La falta de apoyo hace que nos movamos en grupo. Me parece que Iván Villaseñor tiene un lenguaje muy claro, y aunque tenemos estilos completamente diferentes, logramos trabajar en conjunto.