4AD el prototipo

233

Las redes sociales generan todo tipo de discusiones y comentarios en torno a la industria de la música. En muchos casos, estas opiniones pueden llegar a convertirse en aportaciones sustanciales que permiten examinar el comportamiento del escenario musical a nivel mundial.

Hace poco, un colega compartió en su perfil de Facebook las sesiones que realiza el sello 4AD para promocionar a los grupos y los solistas que integran su catálogo. De inmediato surgieron comentarios de diferentes melómanos y especialistas en los que se mencionó la aportación que este sello independiente ha efectuado a lo largo de casi cuatro décadas, tiempo en que ha cruzado por distintas etapas, desde una época de resplandor, hasta un periodo desvanecido, para actualmente encontrarse en un momento de, digámoslo así, renacimiento. 

La historia de 4AD es rica en sucesos relacionados con la producción de música en inglés. Su primera etapa se distingue por la incorporación de grupos que son un referente para muchas bandas jóvenes. No podría entenderse el escenario moderno sin nombres como Cocteau Twins, Pixies y Bauhaus.

Desde hace varios años, 4AD es administrado por nuevos empresarios y expertos en música —fundamental es el papel que desarrolla Beggars Group— que han fichado inteligentemente a una serie de figuras que marcan tendencias y son referente en la producción musical de los últimos tiempos.  

Grimes, ST. Vincent, The National, Mark Lanegan y Bon Iver, constituyen sólo una parte del extenso catálogo que posee este sello. Facing the Other Way: The Story of 4AD, de Martin Aston, es un excelente documento que relata la historia de 4AD, el sello prototipo independiente que continúa moviendo distintas emociones a través de sus propuestas, determinadas por la actitud, la furia y la elegancia musical.