27 de Comunicación y Sociedad

973

La revista científica Comunicación y Sociedad, editada por la Universidad de Guadalajara (UdeG), publicó este mes su número 27 —correspondiente al cuatrimestre de septiembre a diciembre de este año—, en el que se revisan temas como el mercado audiovisual latino en Estados Unidos y los derechos de las audiencias en México.

El primero de los nueve artículos que conforman la revista fue escrito por Carlos Scolari, investigador de la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona; y Juan Piñón, profesor de la Universidad de Nueva York, quienes analizan la participación de la audiencia latina en el fenómeno de los contenidos audiovisuales transmedia, es decir, aquellos que se presentan en diferentes formatos mediáticos.

“En cada número tenemos temas muy diversos, no manejamos ediciones monotemáticas, pero se vienen algunos cambios en la revista, entonces probablemente el próximo año tengamos una sección con esta característica”, comentó Gabriel Gómez Rodríguez, editora de la revista.

De acuerdo con Gómez Rodríguez, recientemente la publicación ha atravesado por una etapa de cambios importantes, entre ellos, la eliminación de su versión impresa —que se dio en 2015—, debido a políticas impulsadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), ya que la revista está inscrita en el Índice de Revistas Mexicanas de Investigación Científica y Tecnológica de dicho organismo.

“Conacyt lanzó proyectos para impulsar que las revistas que estuviéramos dentro del padrón de excelencia dejaran de imprimirse y pasaran solamente a formato electrónico. Esto lo hace para transformar las revistas científicas y que tengan un mayor alcance”, informó.

También explicó que a partir de este año, la revista, publicada por el Departamento de Estudios de la Comunicación Social, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), pasó de ser una publicación semestral a una cuatrimestral.

“Teníamos una lista de espera de artículos para publicarse, y teníamos que hacer esperar a los autores, hasta un año y medio, y a veces hay textos que caducan, que tienen que publicarse pronto. Entonces se decidió que, para tener mayor visibilidad e impacto, tenía que hacerse tres veces al año”, dijo Gabriela Gómez.

La editora de la revista explicó que con el apoyo del Conacyt y del Programa Integral de Acceso y Difusión de la UdeG buscarán mejorar distintos aspectos de la revista, como la estrategia de posicionamiento, un nuevo diseño del portal web y el manejo de programas para adaptarlo a la lectura en Internet. 

Artículo anteriorBrigadas para los menos favorecidos
Artículo siguienteResultado del concurso de becas 2016-B