1000 ediciones #GacetaUdeG

1100

La gaceta de la Universidad de Guadalajara, nombre actual del medio de comunicación interno y externo de la institución –que nació y creció con el entusiasmo y esfuerzo de muchos universitarios–, ahora es un símbolo y referente universitario y social.

Para el año de 1973 no había un instrumento de comunicación que difundiera las actividades y noticias de la Universidad. Existía una revista denominada Esferas, de difusión cultural, recuerda el fundador, José Manuel Jurado Parres, quien fungía como director del Departamento de Relaciones Públicas, en ese entonces. A quien era rector de la UdeG, Rafael García de Quevedo, Jurado Parres le propuso fundar la Gaceta Universitaria, le llevó un proyecto. Así surgió, como un medio modesto, que era prácticamente un tríptico doblado, con noticias y encabezado.

“La manera que nos hacían llegar las noticias (era desde las instancias universitarias) por teléfono, no teníamos una estructura del área de comunicación tan profesional como hoy, ni remotamente, sin embargo, la sacábamos”.

De esa etapa a la fecha, transcurrieron 45 años, por lo que “si antes era importante, ahora lo es más, no solamente porque son condiciones distintas, ahora es una gran universidad, una red en el Estado de Jalisco; es decir, en este momento ya no podríamos explicarnos el fenómeno comunicativo en la comunidad universitaria sin La gaceta”.

Por ejemplo, ahora, es posible acceder a este semanario con un formato digital.

“He recibido comentarios externos, de gente que ve La gaceta, y los comentarios son de reconocimiento, de respeto; ellos encuentran en La gaceta un instrumento de comunicación digno, moderno, profesional, confiable, en fin, un instrumento que sirve, es buscado porque encuentran orientación, reportajes técnicos, científicos que son útiles para la comunidad en su conjunto”.

Ante la celebración del número 1000 de La gaceta felicitó a “la comunidad universitaria, a nuestros rectores que han pasado, por cuidar y preservar este instrumento que se ha transformado en un referente, pero que además es un símbolo, es parte de nuestra identidad”.

“Felicidades a todos los que siguen haciendo posible que esa gaceta siga en ascenso, siga siendo un pulcro instrumento de comunicación universitaria”, concluye.

Mejora y continuidad, sus pilares

La continuidad y la mejora son algunos de los principales aciertos de La gaceta de la Universidad de Guadalajara, —publicación con cerca de 23 años en su etapa moderna—, y que conmemora la edición de su número 1000.

Para la ex directora de la Oficina de Comunicación Social de la UdeG durante el periodo 1995-2001, Cristina Morfín, en los inicios este órgano de comunicación, y en algunas épocas, tuvo varios formatos y presencias, pero el trabajo diario y los esfuerzos trajeron los avances.

“La evolución de La gaceta es muy apropiada, porque por ejemplo, cuando nosotros la hacíamos, tenía mucho la intención de ser parte de la comunidad, opinando con nuestros expertos de la Universidad, que en todas las áreas los hay, de lo que estaba aconteciendo en Guadalajara y en el estado”, dijo.

Con el tiempo se fortalecieron otras secciones como la cultural y la deportiva, “este ha sido otro logro”, sin embargo, manifestó que se ha perdido un poco la crítica de los expertos universitarios sobre lo que sucede afuera.

“O sea que no nada más sea lo que trabajan los reporteros, es una opinión personal; me gustaría ver la opinión de los expertos con respecto a lo que está pasando en lo político, lo social, en lo cultural y todo lo demás”.

Cristina Morfín, a quien se le considera como una de las impulsoras de la nueva época en La gaceta, subrayó la iniciativa del entonces Rector General, Víctor Manuel González Romero, de convertir a este medio en un vehículo de información y que tuviera la trascendencia hacia afuera, así como la “atingencia de todos los rectores” por mantenerla así.

Apuntó que unas de las acciones que realizaron durante dicha administración, fue el impulso al periodismo y a la difusión de la investigación

Otras medidas fueron atender la distribución, así como generar interés y apropiación. “Porque había ocasiones en que los foráneos se llevaban La gaceta, cuando venían alguna reunión, y nos encontrábamos los paquetes en las bancas de las terminales de los camiones, no la distribuían”.

“Entonces, creo que la iniciativa de Víctor González Romero fue muy buena, y el apoyo, porque siempre estuvo detrás de nosotros para que realmente se posicionara La gaceta dentro de la Universidad, y tan se logró, que aquí está”.

Cristina Morfín reconoció “el trabajo de todos ustedes que han continuado con los inicios de La gaceta, creo que ha sido factor determinante para que ya esté más posicionada y que sigan trabajando con mucho ánimo”.

Artículo anteriorInforme de actividades 2018
Artículo siguienteAcuerdo Programa de Austeridad, Racionalidad y Eficiencia de los Recursos Institucionales de la Universidad de Guadalajara